La Conferencia de Naciones Unidas escogió el 22 de marzo como el Día Mundial del Agua. Es por esto, que cercano a esa fecha se despliegan distintas actividades relacionadas con la conservación, el desarrollo y el buen uso de los recursos hídricos. En este contexto, el PAR Explora de CONICYT Región Metropolitana Sur Oriente, llevó a expertos del agua a distintos establecimientos educacionales de la zona, para que compartieran sus conocimientos con los estudiantes con un lenguaje cercano.

Desde el 25 al 27 de marzo, cuatro expertos presentaron charlas para informar y debatir sobre las muchas interrogantes del presente y futuro del agua dulce, además de incentivar el encuentro entre la comunidad científica y el público escolar en los establecimientos: Colegio Básico Lo Cañas, en La Florida; Colegio Antil Mahuida, en La Cisterna; Colegio Celestin Freinet, en La Pintana y la Escuela Básica Nº128 San Ramón.

Para Natalia Muñoz, profesora de ciencias del Colegio Lo Cañas, es fundamental que los estudiantes puedan compartir con científicos o profesionales que trabajan o dedican su vida a los temas que se enseñan en aula. “Es súper importante que una persona externa les enseñe desde otro punto de vista lo que nosotros le enseñamos a los niños en clase. Es valioso que estas instancias se den por quienes conocen más el tema y que empoderan a los chicos con este tipo de pensamiento y además los motivan a estudiar carreras científicas”.

Los expertos a cargo de las charlas fueron los agrónomos Danilo Arellano y Sebastián Gallardo, ambos recomendados por el Dr. Víctor Escalona Contreras, profesor de la Facultad de Agronomía de la Universidad de Chile. También impartieron charlas Carmen Espinoza, Jorge Sandoval y Clemente Gotelli, todos investigadores del Centro de Investigación e Innovación en Energía Marina, MERIC (por sus siglas en inglés, Marine Energy Research and Innovation Center).

Al Colegio Básico Lo Cañas, asistió Sebastián Gallardo, estudiante de Magíster en Agronomía de la Universidad de Chile, quien debutó como charlista, quedando muy satisfecho con la experiencia. “Los niños sabían mucho, tenían buenas bases de lo que es el proceso de cambio climático y los procesos del agua. Fue entretenido hablar con ellos y verlos participar y opinar. Ver que sabían conceptos y podían dimensionar bien lo que yo les estaba enseñando, que fue básicamente ver cuánta agua se consume para generar el alimento que nos comemos (…) Fue muy divertido verlos sorprendidos cuando, por ejemplo, yo les daba algunos datos sobre el consumo de agua: El equivalente que se necesita en estadios nacionales llenos de agua, para comer una palta por habitante. Ellos estaban muy asombrados y motivados. Creo que hoy aprendieron harto y estoy muy contento de ser parte de eso”. Finalizó.

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.