Prevenir enfermedades crónicas a través de cambios en los hábitos de alimentación

lalal
  • 10 Diciembre, 2019

Los alumnos de 5° básico de la escuela Santa Victoria de Huechuraba, participaron en la Chocolatada Científica ofrecida por la Dra. Jenny Ruedlinger, investigadora del Centro Avanzado de Enfermedades Crónicas ACCDiS, quien compartió sus conocimientos y conversó sobre “El poder oculto de tu plato: comida y prevención del cáncer”.

La Chocolatada Científica es una actividad que forma parte del proyecto asociativo regional (PAR) de Explora Región Metropolitana Norte y consta de la visita de un científico al establecimiento educacional, quien interactúa con los estudiantes y comparte sus conocimientos de manera sencilla, acompañados con una taza de chocolate caliente.

La Dra. Ruedlinger es médico veterinario, de la Universidad de Talca y Dra. en Biología Celular y Molecular de la Universidad de La Frontera. Actualmente se encuentra realizando una investigación sobre la asociación entre el consumo de carnes procesadas, la inflamación crónica y el cáncer, un tema que se encuentra en la palestra, dado que el año 2015, la Organización Mundial de la Salud (OMS) –basada en un comunicado del Centro Internacional de Investigaciones sobre el Cáncer– declaró que el consumo de carnes procesadas (embutidos, jamón, salchichas, etc.) está vinculado al desarrollo de cáncer colorrectal y que es altamente posible que el consumo de carnes rojas también produzca cáncer.

La Dra. Jenny Ruedlinger investigadora de ACCDiS, les explicó a los alumnos de 5to año básico sobre los efectos de los alimentos procesados y los invitó a comer sano.

En el año 2015 la Organización Mundial de la Salud (OMS) basados en un comunicado del Centro Internacional de Investigaciones sobre el Cáncer (CIIC), declara que el consumo de carnes procesadas -embutidos, jamón, salchichas, etc.- está vinculado al desarrollo de cáncer colorrectal.

Estas declaraciones han entrado en controversia luego de la reciente publicación en la revista Annals of Internal Medicine, en la que recomiendan que los adultos deben continuar consumiendo carnes procesadas o carnes rojas dadas la baja evidencia de su potencial carcinógeno. Este hecho ha sido debatido por la comunidad científica de prestigiosas universidades, es el ejemplo de un comunicado realizado por la Universidad de Harvard, donde explican las razones por las que son consideras de irresponsabilidad tales recomendaciones.

En el contexto de la Chocolatada Científica, la Dra. les explicó a los niños y niñas no sólo sobre carnes procesadas, sino que también sobre los alimentos procesados en general, enseñándoles a identificarlos. “Estos son ingredientes que no encuentras habitualmente en tu cocina, como es el caso de los nitritos, sales que se usan para la conservación de alimentos. Estos son compuestos que les agregan a los alimentos, por ejemplo a las cecinas –carne salada y secada al sol, al aire o al humo– y que reaccionan con elementos que encontramos en el mismo producto o con nuestro estómago, pudiendo producir cáncer”.

La Dra. Ruedlinnger agregó, además, que “los alimentos procesados y ultraprocesados los encontramos muchas veces en las colaciones de los estudiantes o en nuestras comidas diarias, pero existen alternativas saludables”. Así, los invitó a “comer pan integral, pero integral de verdad. Tenemos que fijarnos que contengan germen del trigo ya que tiene vitaminas, minerales y fibra. Otra alternativa es la mezcla de avena con frutas y/o con almendras o semillas”.

Ruedlinger no sólo dio una clase de alimentación saludable, sino que enseñó a cómo debemos alimentarnos si queremos ser personas sanas. En este contexto, Sofía, alumna del curso que participó en la Chocolatada científica, comentó emotivamente: “es muy importante lo que hoy nos enseñaron, ya que ahora puedo ir con mis papás y tíos, y decirles las cosas que están haciendo mal cuando comen”.

Sofía alumna del curso, comentó “es muy importante lo que hoy nos enseñaron, ya que ahora puedo ir con mis papás y tíos, y decirles las cosas que están haciendo mal cuando comen”.

Desde la medicina veterinaria al estudio en enfermedades crónicas del ser humano

El interés de la Dra. Ruedlinger en la investigación científica tiene sus inicios en su etapa de estudiante de medicina veterinaria, donde cuenta que a pesar de que es una carrera bonita, gran parte de ella se trata de producción animal para consumo humano, lo que no era de su interés.

Al tiempo de graduada, se integró a un FONDEF de hipertensión arterial de la Universidad de la Frontera, como asistente de investigación, donde comenzó sus primeros pasos en los estudios de las enfermedades crónicas analizando los factores genéticos y epigenéticos en pacientes chilenos. Específicamente estudió una enzima –la CYP2C19– que poseen los humanos para metabolizar ciertos medicamentos y cuyas alteraciones pueden afectar la efectividad del uso de estos, como ha sido el caso del medicamento clopidogrel, usado en pacientes que han sido sometido a intervenciones de las arterias coronarias, que son los vasos sanguíneos que nutren el corazón por enfermedades isquémicas  –reducción de flujo sanguíneo y de oxígeno al corazón–, dichas enfermedades representan las principales causas de mortalidad a nivel mundial, según la Organización Panamericana de la Salud Chile.

Durante esta etapa, la Dra. Ruedlinger asistió a varias reuniones y congresos sobre enfermedades cardiovasculares. “Me empezó a hacer ruido que fuera normal que la gente tuviera las arterias cerradas o hipertensión, sobrepeso, diabetes, preguntándome por qué, si en realidad todo esto es prevenible con cambios en los hábitos de vida como la alimentación”.

“Me empezó a hacer ruido que fuera normal que la gente tuviera las arterias cerradas o hipertensión, sobrepeso, diabetes, preguntándome por qué, si en realidad todo esto es prevenible”, señala la Dra. Jenny Ruedlinnger.

Fue así, como una vez finalizada su investigación doctoral quiso enfocarse en temas más relacionados a  la epidemiología, con el fin de estudiar el consumo de carnes procesadas y el desarrollo de cáncer en Chile. “Lo que más me interesa, es poder poner este tema sobre la mesa y también aportar con información de lo que pasa con la población de nuestro país, ya que todos los estudios al respecto vienen de cohortes grandes ya sea de Estados Unidos o Europa, las cuales son realidades diferentes a la chilena” indicó Jenny.

Dieta vegana como opción para un estilo de vida saludable

Las enfermedades crónicas, entre otras causas, se producen por una mala alimentación, por lo que la Dra. Ruedlinger optó por el veganismo  ̶ excluyendo carnes y todos los derivados animales, tales como queso, leche y huevos ̶  por principios morales y un estilo de vida saludable. Al igual que ella, muchas personas también optaron por este estilo de vida, por bienestar de la vida animal, aporte al planeta y una vida más saludable.

Un estudio realizado en Chile por la UDD y la Clínica Alemana en el 2013, indicó que un 74% de las personas que optaron por el veganismo lo hacen por principios morales, pero presentaban desconocimiento sobre si existen consecuencias en la salud. Si una dieta vegana es saludable o no, hasta ahora ha sido un tema controvertido, pero con el tiempo se ha adquirido mayor conocimiento científico.

Uno de los últimos estudios sobre este tema en Chile, fue publicado en la Revista Chilena de Nutrición del año 2017, donde se destaca que estas dietas son ricas en fibra dietética, antioxidantes, vitaminas C y E, ácido fólico y ácidos grasos insaturados, pero bajas en grasa total, colesterol y grasa saturada, vitaminas A, B12 y D y ácidos grasos omega 3, entre otros. Sin embargo, un aspecto que ha causado debate sobre en este tipo de dieta es que si son bajas en hierro o no. Al respecto, la National Diet and Nutrional Survey de Inglatera mostró que las personas que optaban por la dieta vegetariana o vegana no presentaban déficit de hierro.

La implicancia de una alimentación vegana aún está en investigación, por lo que el Ministerio de Salud (MINSAL) hace el llamado a informarse bien con el fin de cubrir todas las necesidades nutricionales requeridas de acuerdo con la edad y el estado nutricional de la persona que desee optar por ella y sugiere, además, que debe ser supervisada por un profesional especialista en Nutrición.

ETIQUETAS:

COMPARTE: