Los primeros pasos para ser un científico

11
  • 26 Agosto, 2019

Cada noviembre, desde hace casi 20 años, cientos de estudiantes de todo el país se reúnen para presentar el fruto de meses y meses de trabajo científico en sus clubes de investigación escolar. Su trabajo no sería el mismo sin el esfuerzo y compromiso de docentes que los guían en el camino.

Los clubes científicos impulsado por el programa Explora están formados por estudiantes desde quinto básico a cuarto medio, quienes inscriben una propuesta de investigación a desarrollar en un plazo de tres meses. Su trabajo está dirigido por uno de sus profesores y, además, cada Proyecto Asociativo Regional del programa Explora (PAR), les asigna un tutor científico, investigador cuya labor es ayudarlos en su trabajo, revisar el avance y análisis de los resultados, y asesorarlos de cara a la postulación al congreso regional.

Los clubes científicos escolares nacen como una instancia de participación con miras al Congreso Nacional de Investigación Escolar, evento organizado por Explora con el fin de destacar y premiar a las investigaciones más relevantes que, año tras año, realizan niños, niñas y adolescentes a lo largo del país.

Una de estas tutoras es Andrea Ramírez, bióloga y estudiante del Doctorado en Farmacología de la Universidad de Chile, quien actualmente apoya la investigación “Sufriendo por la baja cantidad de agua apta para el consumo humano”, de la Escuela Primitiva Echeverría de Renca. Para ella, los científicos tienen una especie de deuda con la comunidad, por lo que se hace necesario que exista un traspaso de conocimiento “no solo desde un punto de vista abstracto o simplemente contarles qué hacemos, sino que también enseñarles cómo abordar un problema o una pregunta. A fin de cuentas, se trata de entregar herramientas para abordar la ciencia como un todo”, comenta Ramírez.

En el caso de este club científico de Renca, su interés estaba en estudiar el problema de la escasez hídrica. “Ellos partieron mirando su tema desde el punto de vista de las ciencias básicas, pero le dimos una vuelta hacia las ciencias sociales por lo que, en mi caso, los estoy asesorando para que puedan aprender a cómo manejar los datos que se van a obtener al realizar su investigación, agrega la tutora.

El contar con un tutor científico representa una oportunidad y, tal como dice Ramírez, “al interactuar de forma directa con un científico, los niños, niñas y adolescentes dejan de percibirnos como personas alejadas o distantes. Por ello, esta es una gran oportunidad para nosotros para mostrar cómo, desde una pregunta muy básica, es posible construir una investigación y desarrollarla”.

 

Profesores, el mejor aliado de las investigaciones escolares

José Varas Negrete es profesor del Liceo Carmela Silva Donoso de Ñuñoa y desde hace varios años ha participado junto a sus estudiantes en el Congreso Nacional de Investigación Escolar. Para él, la experiencia de participar en estas instancias es muy positiva, ya que “se trata de una importante oportunidad para el desarrollo escolar de las estudiantes que han participado en las distintas versiones de este evento”.

Al participar en una investigación escolar, las y los estudiantes pueden intercambiar ideas con sus pares, acceder a charlas realizadas por científicos y desarrollar el pensamiento científico, lo que representa una gran oportunidad para ellas y ellos, tal como señala el profesor Varas: “mi principal motivación para participar es y ha sido siempre promover el desarrollo de habilidades de pensamiento científico entre mis estudiantes en distintos ámbitos, para que estas actividades se conviertan en una fuente de inspiración para canalizar su desafío escolar hacia su transformación en verdaderas científicas”.

Es por este motivo que tanto los congresos regionales como el nacional adquieren real relevancia también para los profesores que lideran cada grupo, como reconoce José Varas. “En mi desarrollo personal ha sido muy importante, pues me genera una alta motivación por seguir aprendiendo desde mi propia disciplina y así generar una mayor curiosidad por comprender e investigar distintos fenómenos de estudio. En nuestro caso, la participación ha estado orientada en la interacción de la luz con la materia, utilizando como metodología la espectroscopia UV-visible. En ese sentido nos sentimos conformes con los logros alcanzados, los cuales nos significó reconocimientos por el trabajo realizado”, comenta el profesor del Liceo Carmela Silva Donoso.

“mi principal motivación para participar es y ha sido siempre promover el desarrollo de habilidades de pensamiento científico entre mis estudiantes en distintos ámbitos, para que estas actividades se conviertan en una fuente de inspiración para canalizar su desafío escolar hacia su transformación en verdaderas científicas” indica el Dr. José Varas

El Congreso Nacional de Investigación Escolar es un evento organizado por Explora que reúne las investigaciones científicas escolares (ICE) más destacadas de cada región de Chile, seleccionados en cada región a través de su participación en los congresos regionales realizados por cada uno de los 18 Proyectos Asociativos Regionales (PAR) Explora respectivos.

PAR Explora Región Metropolitana Norte realizará su Congreso Regional los días 24 y 25 de octubre en la Facultad de Ciencias Químicas y Farmacéuticas de la Universidad de Chile, oportunidad en la que se reunirán los clubes científicos de las 17 comunas de la zona nororiente de la Región Metropolitana que componen este proyecto asociativo regional. Se trata de una instancia en la que se favorece la comunicación de los resultados de las investigaciones científicas o tecnológicas realizadas por las y los estudiantes, punto indispensable para sus procesos de desarrollo de competencias científicas y transversales.

 

 

ETIQUETAS:

COMPARTE: