Cuando escuchamos en la prensa “Glaciar presenta evidencias del calentamiento global”, haciendo referencia al  derretimiento del glaciar Collins -ubicado en la Isla Rey Jorge en la península Antártica de nuestro país- o “Calentamiento global pone en riesgo a los delfines”, refiriéndose a un estudio de investigadores que indican que el calentamiento de las aguas marinas puede tener consecuencias en la conservación de la vida de animales marinos, nos damos cuenta que algo pasa con el calentamiento global.

El calentamiento global no es otra cosa que el aumento en la temperatura del planeta producto del creciente número en las emisiones gases provocadas por las actividades cotidianas del ser humano, como por ejemplo cuando los autos utilizan combustibles fósiles como el petróleo, generando emisiones de gases como el dióxido de carbono.

La emisión de gases producidos en la Tierra se concentra en la atmósfera, que es la capa gaseosa que rodea la tierra y permite regular el paso excesivo de los rayos solares. Los que sí logran ingresar a través de la atmósfera llegan a la superficie terrestre calentándola, de lo contrario la Tierra sería un lugar muy frío donde no podríamos habitar. El exceso de calor producido por el planeta atraviesa la atmósfera hacia el espacio para ser disipado, lo que es muy bueno para nuestro planeta.

El problema surge cuando emitimos más gases de los adecuados, producto de un aumento de la población y los cambios que se han producido, como por ejemplo gran cantidad de medios de transporte que usan petróleo o gasolina, la actividad de las fábricas o incluso los gases emitidos por la ganadería, agricultura o acumulación de basura orgánica.

Estos gases en exceso se concentrarán en la atmósfera en grandes cantidades, impidiendo que el calor emitido por la Tierra se disipe al espacio, quedando atrapado en la atmósfera, lo que se conoce como efecto invernadero, y que aumentan la temperatura del planeta, generando lo que conocemos como calentamiento global, y que no es bueno porque trae varias consecuencias para la vida en nuestro planeta.

El aumento excesivo de la temperatura está provocando el deshielo de los glaciares, lo que en el futuro aumentará tanto el nivel del mar que desaparecerán islas y poblados costeros. También, es la causa del cambio climático generando grandes sequías lo que pone en riesgo la flora y fauna de nuestro planeta, con aumento del tamaño de los desiertos y disminución de las tierras fértiles, lo que conlleva a una disminución del territorio de siembra y de ganadería, generando una disminución de la disponibilidad de alimentos para satisfacer las necesidades del ser humano.

Además, el aumento de la temperatura en las superficies mar, es responsable de la generación de huracanes cada vez más violentos, provocando catástrofes naturales para las que no estamos preparados.

Por lo tanto, no es extraño que el día 15 de marzo, jóvenes de más de 90 países que incluyen Chile, se hayan adherido a la “Marcha por el Cambio Climático y el Medio Ambiente”.

 Actualmente varios países han firmado acuerdos para disminuir las emisiones de gases, pero ¿qué podemos hacer nosotros en nuestra vida diaria para disminuir el impacto del calentamiento global en nuestro planeta? ¿Se te ocurren algunas ideas? Te invitamos a que estés atentos a nuestras próximas actividades relacionadas a este importante tema.

“Los rayos provenientes del sol que  traspasan la atmósfera calientan la superficie de Tierra permitiendo la vida (lado izquierdo del planeta).  La emisión de gases en exceso impiden la disipación del calor  aumentando la temperatura amenazando la vida en nuestro planeta” 

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.