20
Sáb, Oct

"Hay pacientes que se han curado del cáncer gracias a la inmunoterapia"

Opciones de Texto

Felipe Gálvez, Doctor en Biotecnología

*Técnica utilizada para tratamiento contra el cáncer ha curado a una fracción de pacientes, y se estudia que pueda mejorar su eficacia en el futuro.

* Investigador indica que los científicos deben compartir su conocimiento para fomentar el pensamiento crítico entre los estudiantes, y el público en general.

¿Te imaginas que, con sólo una vacuna, te pudieras inmunizar contra el cáncer y mejorarte? Este tratamiento existe, se llama inmunoterapia y hay diversos estudios para mejorar esta técnica. En esta ocasión conversamos con el Doctor en Biotecnología Felipe Gálvez, quien se encuentra investigando al respecto.

Felipe participó de 1000 Científicos 1000 Aulas, compartiendo con estudiantes de San Fernando y Santa cruz, a quienes explicó sus investigaciones y futuros desafíos.

La curiosidad innata que poseía desde pequeño, lo motivó a crear en su niñez un circuito “mejorado” para enchufar ampolletas directamente a la corriente; y ya como investigador, a preguntarse por qué un ratón de su experimento había quedado, por ‘accidente’, inmunizado contra cierto tipo de tumores.

entrevista felipe galvez 2¿Qué lo motivó a participar de Mil C Mil A?

Por las ganas de difundir las cosas interesantes que he realizado durante mi doctorado. Tengo la convicción de que difundir a la comunidad lo que como científicos hacemos, y en particular a los estudiantes de enseñanza media, es clave para que se motiven con la ciencia y se den cuenta de que ser científico no es inalcanzable, pues si están lo suficientemente motivados y trabajan duro, pueden lograrlo. Además, para los becarios y ex becarios de CONICYT, representa una gran oportunidad para cumplir con el requisito que impone la beca de retribuir al país a través de la realización de actividades de difusión.

¿Cómo fue tu experiencia con los estudiantes? ¿Recomendarías dar charlas 1000C 1000A?

Mi experiencia fue muy positiva, la recepción de los estudiantes y de los profesores fue muy buena, hicieron una gran cantidad de preguntas y participaron durante todas las charlas. Recomiendo totalmente que los científicos participen en 1000C 1000A, es una gran oportunidad para compartir nuestro conocimiento, sobre todo en los tiempos que corren donde la falta de pensamiento crítico y el boom de las noticias falsas son la tónica.

¿Por qué quisiste hacerte científico?

Durante mi niñez siempre soñé con descubrir cosas en el campo que fuera, recuerdo que me apasionaban los dinosaurios, las piedras, los insectos y los robots. Dentro de las anécdotas que ocurrieron en mi camino a ser científico, construí un “nuevo sistema” que permitía conectar las ampolletas directamente a los enchufes (como si no existieran las lámparas) y cuando lo probé, la ampolleta efectivamente se prendió, pero acto seguido explotó, salió humo y se cortó la luz en todo el edificio donde vivía con mi familia.

entrevista felipe galvez 3¿Algún investigador, o investigadora que admires?

Creo que mi ‘heroína’ científica es Juliana Idoyaga, profesora de la Universidad de Stanford en Estados Unidos con quien realicé una parte de mi doctorado. Ella es latina, mujer y trabaja en una de las mejores universidades del mundo. Además, es muy consciente de la discriminación que existe hacia las mujeres y de cómo una mujer con un carácter fuerte como ella, a diferencia de los hombres, es tratada de loca y se le pregunta constantemente cuándo va a tener hijos. Meses más tarde, cuando sobreviví a su ritmo de trabajo me di cuenta de que no estaba loca, sino que sólo aspiraba a trabajar con los estándares más altos posibles.


INMUNOTERAPIA CONTRA EL CÁNCER

Los tratamientos más conocidos contra el cáncer son: la radioterapia en que se administra radiación ionizante que destruye las células tumorales; y la quimioterapia, que consiste en la administración de drogas con múltiples mecanismos de acción cuyo objetivo también es eliminar a las células tumorales. A juicio del Dr. Galvez, aun cuando estos tratamientos funcionan, sus efectos benéficos son limitados y poseen una gran cantidad de efectos adversos como la caída del pelo y los vómitos que sufren los pacientes.

A diferencia de ellos; la inmunoterapia en términos muy generales –explica Felipe-- consiste en usar el sistema inmune para tratar enfermedades. Cuando se usa contra el cáncer, la célula más importante son los linfocitos T CD8+ citotóxicos, que son verdaderos ‘asesinos’ capaces de reconocer y destruir a los tumores.

Por este motivo prefiere la inmunoterapia por “representar una forma de tratamiento de mucha mayor eficacia y que, en algunos casos, ha sido capaz de curar a pacientes en estado terminal. Sin embargo, no todo es fácil ya que sólo funciona en una fracción de los pacientes y en general son tratamientos costosos que no están al alcance de todas las personas, ni de todos los países”.

entrevista felipe galvez¿Cómo comenzaste tu investigación?

Cuando comencé mi doctorado, nos interesaba entender cómo el sistema inmune es capaz de recordar que hemos sido infectados y/o vacunados y protegernos décadas después en lo que se conoce como ‘memoria inmunológica’. Aun cuando este proceso es muy relevante, se sabe muy poco sobre lo que ocurre con la memoria inmunológica en el cáncer. Recuerdo que hice un experimento donde tenía ratones que fueron vacunados en la piel contra el cáncer y que rechazaban completamente los tumores de melanoma. Este rechazo es mediado por los linfocitos T CD8+ citotóxicos, por lo que quise eliminar estos linfocitos de los animales administrando una droga y ver si los tumores crecían, algo obvio para mí y para las personas con las que trabajaba. Sorprendentemente cuando eliminé estás células los ratones seguían rechazando los tumores completamente. Hoy sabemos que en la piel de los ratones cuando son vacunados se acumulan grandes cantidades de linfocitos T CD8+ citotóxicos de memoria que no se eliminan con ninguna droga y que juegan un rol clave como primera línea de defensa contra patógenos y tumores, esto finalmente se convirtió en mi tesis doctoral.

¿Ha habido gente que se recupera del cáncer gracias a la inmunterapia?

Sí de hecho, eso es lo más interesante, hay gente que se cura de su cáncer y este no vuelve nunca más, en parte debido a la generación de memoria inmunológica que recuerda a las células tumorales y la destruye cuando se vuelven a desarrollar. Uno de los casos más nuevos e interesantes es el de una mujer que sufría de un cáncer de mama metastásico terminal resistente a la quimioterapia, radioterapia y hormonoterapia (un tipo particular de terapia que se usa en el cáncer de mama). A partir de uno de los tumores de esta mujer se obtuvieron sus linfocitos T CD8+ citotóxicos, los cuales se hicieron proliferar y le fueron reinyectados. Hoy esa mujer ya lleva casi dos años libre de cáncer.

¿Crees que en Chile se podría aplicar la inmunoterapia?

En Chile se han desarrollado inmunoterapias contra el cáncer, un ejemplo, es la vacuna contra el melanoma desarrollada por el Doctor Flavio Salazar, en la Universidad de Chile que ha tenido resultados muy promisorios en pacientes. Sin embargo, aún estamos muy lejos de los que hacen los países del primer mundo, donde hay clínicas especializadas, que se dedican sólo a desarrollar tratamientos basados en inmunoterapia. Creo que la principal limitante serían los costos ya que estamos hablando de terapias personalizadas que requieren personal altamente calificado.

¿Cuáles son las proyecciones a futuro de tu trabajo?

En este momento acabo de terminar mi doctorado y me encuentro tramitando mi VISA para realizar un postdoctorado en Inglaterra en el instituto del cáncer del University College London en Londres. En este lugar trabajaré con cáncer de pulmón, uno de los más prevalentes en el mundo y de mayor mortalidad. Mi objetivo será entender qué ocurre en el tumor de los pacientes que no responden a la inmunoterapia. Espero que mi trabajo dé luces sobre nuevos mecanismos de escape de las células tumorales y que en el largo plazo permita desarrollo de nuevas terapias contra ellos.