Aprendiendo ciencias para enseñar

20210331
  • 31 Marzo, 2021

Explora O’Higgins publicó un libro que recoge las experiencias de más de 50 educadoras y asistentes de párvulos que se capacitaron durante el 2020 en métodos de enseñanza basada en la indagación científica.

¿Por qué las lechugas son verdes y los tomates son rojos?, ¿Por qué las burbujas se desvanecen cuando las tocas?, ¿Por qué los animales tienen cola? Los niños y niñas en etapa preescolar y primer ciclo básico pueden hacer infinitas preguntas hasta cansar a los adultos, quienes en su mayoría recurren a la típica y errónea frase: “No haga tantas preguntas”. ERROR!!!!

La educación científica a temprana edad es fundamental para el desarrollo de niños y niñas, y su comprensión de los fenómenos y procesos naturales que ocurren en su entorno. Para el biólogo y divulgador científico Gabriel León, la curiosidad de los niños y niñas es el motor de la ciencia y debe ser potenciada al máximo para promover un desarrollo integral en las personas, y que sean capaces de resolver problemas en etapas más avanzadas y lograr una sociedad compuesta por ciudadanos con pensamiento crítico.

El modelo de indagación facilita el aprendizaje de las ciencias en edades tempranas, estimulando la observación, inferencia y exploración, donde los niños y niñas tienen un rol fundamental en su propio aprendizaje. “Aprendiendo ciencias para enseñar”, es una recopilación de los aprendizajes de más de 50 docentes y técnicos de la educación de la Región de O’Higgins, durante su participación en el Programa de Indagación para Primeras Edades, PIPE, que imparte el proyecto de divulgación científica Explora O’Higgins. Descárgalo aquí.

Pilar Reyes Jaramillo, Directora Ejecutiva Programa ECBI de la Universidad de Chile sostiene que “Trabajar desde la primera infancia con la indagación científica es altamente relevante, para que sea una forma natural de enfrentar la vida y que se fortalezca hacia la adultez. También porque ofrece a cada persona experiencias inolvidables de nuevos aprendizajes en el saber, el saber hacer, junto con reconocer en el otro, la riqueza y diversidad en la forma de valorar la relación entre seres vivos y no vivos del ecosistema llamado Planeta Tierra”, señala en el prólogo.

Este libro se constituye como una herramienta docente que contempla la ejecución de actividades experimentales para que los estudiantes reconozcan la importancia de animales y plantas, además de relacionar e identificar características de su entorno. Encontrarán metodologías probadas para fomentar habilidades como la observación, manipulación de materiales, asociación de elementos, seguir indicaciones y responder interrogativos.

Por último, es un testimonio revelador y emocionante que da cuenta de las experiencias de educadoras, su esfuerzo por incrementar sus habilidades y conocimientos en plena pandemia, y el espíritu de colaboración que surgió entre ellas, poniendo en el centro a los niños y niñas, y sus aprendizajes.

ETIQUETAS:

COMPARTE: