Conversamos con la periodista Paloma Ávila, quien con su trabajo en el área de la divulgación – con especial foco en el plano audiovisual – busca acercar la ciencia y difundrla a la comunidad, mostrando la importancia de esta disciplina para la sociedad.

Nota en colaboración con Lorena Muñoz Bustamante.

Paloma conduce el programa Panorama Chile, de CNN Chile.

La ciencia poco a poco se ha ido abriendo camino en los medios de comunicación nacional. El cambio de exposición que han tenido los contenidos científicos, en relación a años anteriores, es muy grande. Hoy podemos ver secciones de esta disciplina en los canales de televisión, páginas en los diarios con dedicación exclusiva a estos temas y programas radiales con los tópicos previamente nombrados.

Claro, queda aún mucho por hacer. El posicionamiento todavía sigue siendo menor en comparación con otras informaciones, pero de a poco ha surgido el interés en la divulgación, ya sea porque la gente comienza a interesarse o, porque surgen figuras en el área de las comunicaciones que valoran la importancia de la actividad científica en el país y lo trascendental, que puede ser la transmisión de forma positiva a la comunidad.

Dentro de esas figuras, una que brilla desde hace algunos años en este campo es la periodista Paloma Ávila. Titulada de la Pontificia Universidad Católica de Chile y docente en la misma institución, en la actualidad es editora y productora de televisión, subgerente de contenidos de la Fundación Vive Chile de VTR.  Actualmente produce el programa “Por la Razón y la Ciencia” emitido por CNN Chile y por plataformas digitales, el cual está orientado a mostrar iniciativas, procesos, historias de ciencia en un lenguaje audiovisual atractivo y comprensible para todo público, ya que busca acercar esta disciplina a toda la sociedad. Además, en el presente año se integró como nueva miembro del Consejo del Programa Explora de CONICYT.

En este sentido, Paloma siempre se ha sentido cercana a la ciencia.  Al ser hija de un geólogo siempre estuvo cercana al área científica.  Cuando pequeña quiso estudiar biología marina pero según ha señalado en diversas entrevistas, le gustaba tanto la ciencia como la literatura y la poseía, es por esto que en el periodismo encontró un nicho que le permitiría desarrollar todos estos ámbitos.

Paloma señala que, para que las ciencias sigan por el camino de la cercanía a la gente, falta generosidad “de los científicos y de los medios” pero además agrega que de la sociedad también, “falta generosidad del público, de abrir un ventana a la posibilidad de maravillarse”.

Debido a su constante vinculación al área científica, El Explorador conversó con ella, para conocer sus visiones, sueños y deseos con la ciencia en el país. Ella ve con optimismo el creciente interés que ha surgido en el último tiempo por la ciencia. Con programas como “Avances 24” o la sección científica de Las Últimas Noticias, se ha puesto en la palestra a esta disciplina, demostrando que existe un acercamiento de la sociedad en esta área, pero que debe ser un trabajo mancomunado entre medios y los receptores a las noticias, “hay un público interesado en el tema. Pero también es una apuesta conjunta, o sea, en el fondo tenemos que parar con esa visión extractivita que tienen los medios que es ‘donde hay rating, llevo yo mi noticia’, esa cuestión nos tienen en un círculo muy tonto, o sea mi experiencia con los contenidos que nosotros hacemos es que hay un público súper interesado en estas otras conversaciones.”

En este mismo sentido señala que, para que las ciencias sigan por el camino de la cercanía a la gente, falta generosidad “de los científicos y de los medios” pero además agrega que de la sociedad también, “falta generosidad del público, de abrir un ventana a la posibilidad de maravillarse”. Y desde el punto de vista de los comunicadores, comenta que la mejor opción para tratar estos temas es desde la ignorancia, ya que “las audiencias más masivas son las que están menos preparadas, que se parecen mucho a uno, a una persona común y corriente, que es curiosa pero no tiene distinciones técnicas sobre los temas y yo creo que uno tiene que ser generoso con esas audiencias, tiene que pararse desde un lugar abierto para poder contar una mejor historia, ahí yo digo que mi mejor aliado siempre ha sido la ignorancia.”

La divulgación con un toque de humor

 Hoy en día la difusión del conocimiento científico no escatima caminos y estrategias para lograr la atención del público, que está estimulado con cientos y cientos de mensajes, por lo que de alguna forma se debe destacar entre esa “selva informativa”.

Una de esas herramientas que se ha ido abriendo paso en el mundo y también en Chile, es el uso del humor. Se ha visto como en los últimos años científicos han apelado a el uso de esta cualidad para transmitir sus mensajes, tal como si fuera un Stand Up Comedy; Hay tesis doctorales que se cuentan en tres minutos, en donde las risas es parte fundamental en la estructura del discurso; o las conocidas Charlas TED que tienen como sello implícito el toque humorístico.

Paloma no le tiene miedo a la innovación, “lo que importa es perder el respeto a explorar en territorios que están inexplorados para el mundo científico y para las personas”. En relación a lo anterior, el hecho de que la destacada comediante nacional, Jani Dueñas, condujera el programa “Por la Razón o la Ciencia”, causó gran llegada con el público.

Al respecto, la periodista señala que el humor puede ser un gran aliado al momento de comunicar las ciencias, “no hay que creer que porque la cosa es científica, se tiene que estar en un laboratorio con un gallo vestido de blanco, o sea yo creo que llegó la época de faltarle el respeto a esos mitos que nos vienen encadenando a un desarrollo súper precario y empobrecido de las oportunidades que la ciencia tiene.” 

El hecho de “romper los moldes” se ve reflejado con la serie de Fiestas de la Ciencia que se han desarrollado en el país o las masivas charlas que realizan los científicos más destacados de Chile, en lugares que nunca han sido un polo científico tradicional, “José Maza va y se mete en una media luna en Rancagua, donde habitualmente se ve rodeos o conciertos y tiene la desfachatez de decir ahí una historia sobre marte. Y por otro lado “Por la razón o la ciencia”, el programa que yo produzco es un programa que utiliza lenguaje del cine, lenguaje de Youtube o de tipos de animaciones que se usan para contar chistes y lo utilizamos para contar cosas científicas”.

El Ministerio de la Ciencia y los desafíos futuros 

Chile se enfrenta a un cambio de institucionalidad científica muy importante. La creación del Ministerio de Ciencia, Tecnología, Conocimiento e Innovación, propone el fortalecimiento de estas disciplinas en el país, por medio de la conjunción de un trabajo estatal y de centros privados, para así fomentar el desarrollo de iniciativas en estas áreas.

A propósito de estos cambios, Ávila ve la implementación de este Ministerio como una oportunidad definitiva, independiente de las discusiones que se han estado dando en su instalación. Señala, que ya sea si se desarrolla con poco presupuesto o con poco énfasis,  “la misma frustración de ese poco desarrollo va a impulsar el desarrollo, lo que quiero decir es que, o por buenas o por malas, el Ministerio va a provocar un movimiento de tierra que debiera redundar a la larga en un mejor resultado para la ciencias en Chile” 

Lo importante, según señala Paloma, es desarrollar una estrategia que “se sostenga en el tiempo, con una expectativa que sea realista para que se pueda desarrollar”. Agrega, además que la clave para el futuro más cercano es “diversificar” ya que “el riesgo es parte de cualquier estrategia inteligente de cualquier economía, entonces las ciencias significan eso también”. Por esto, la periodista mira el panorama con esperanza, “tengo confianza de que cada vez va a ser menos difícil defender una postura como esta”. 

“Por buenas o por malas, el Ministerio va a provocar un movimiento de tierra que debiera redundar a la larga en un mejor resultado para la ciencias en Chile” 

Para la periodista, cada vez “hay más personas empujando para que esto ocurra” y eso es lo importante. Mientras haya cada vez más ciudadanos, investigadores, políticos y todo el espectro que puede influir en el desarrollo de la actividad científica, el futuro se ve auspicioso. Y eso es fundamental para poder dar a conocer todo lo positivo de la ciencia y la tecnología, y todos los beneficios para nuestra sociedad.

*Esta entrevista apareció en la edición 9 de la Revista El Explorador, vea más publicaciones acá. 

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.