Alginatos, polímeros de las algas, prometen solución en la restauración de tejidos.


*Nota por: Carla Arratia Herrera

https://www.canarias7.es

Destacados investigadores de Japón y EEUU revelaron que los materiales derivados de fuentes naturales, más conocidos como biomateriales, se han utilizado para interactuar con sistemas biológicos para evaluar, tratar, y reemplazar tejidos, órganos o alguna función del cuerpo, resultando fundamental para la actual biomedicina. El diseño de estos biomateriales se centra en imitar las funciones de las matrices extracelulares de los tejidos corporales y el Alginato, polímero natural de las algas, es uno de estos biomateriales.

Las algas marinas constituyen una gran fuente de polisacáridos naturales que tienen propiedades físicas beneficiosas, además de contener una gran variedad de nutrientes, como vitaminas, sales, yodo, entre otros. Gracias a la clorofila presente en las algas, aumenta el rendimiento muscular, purifica la sangre, y activa las enzimas, lo que llama mucho la atención del uso de este biomaterial, como beneficio para nuestro cuerpo.

El alginato es un polímero natural que se obtiene típicamente de algas pardas, y se ha investigado y utilizado ampliamente para muchas aplicaciones biomédicas, esto debido a su biocompatibilidad, baja toxicidad, costo relativamente bajo y gelificación suave. La similitud entre los hidrogeles de alginato y las matrices extracelulares de tejidos vivos permite una amplia aplicación en la curación de herida y la administración de agentes bioactivos.

Los parches de alginato para las heridas tienen muchos beneficios al ser utilizados, estos mantienen el entorno húmedo, minimizan las infecciones bacterianas y facilitan su cicatrización. Esto, explican expertos, “Da lugar a las propiedades únicas donde los alginatos podrían ser los nuevos polisacáridos industriales, que, además de usarse en la biomedicina, también pueden ser utilizados en la cosmética y en la industria alimenticia”.

En el estudio se afirmó que, “La ingeniería de tejidos tiene como objetivo proporcionar tejidos y reemplazos de órganos hechos por el hombre a pacientes que sufren la pérdida o falla de un órgano o tejido. Para esto los hidrogeles se utilizan para proporcionar un espacio para la formación de nuevos tejidos y controlar la estructura y función del tejido diseñado”.

El alginato es un polímero natural que se obtiene típicamente de algas pardas, y se ha investigado y utilizado ampliamente para muchas aplicaciones biomédicas, esto debido a su biocompatibilidad, baja toxicidad, costo relativamente bajo y gelificación suave.

El alginato tiene un historial de usos clínicos seguros como material de apósito para curar heridas y componentes farmacéuticos, y se ha implantado de manera segura en una variedad de aplicaciones. Una de las primeras aplicaciones de los geles de alginatos en la ingeniería de tejidos incluyó el trasplante de islotes pancreáticos, en un esfuerzo por curar la diabetes tipo 1, por lo tanto, si se mira hacia un futuro, es probable que los materiales a base de alginato utilizados en medicina evolucionen considerablemente para el beneficio de la sociedad actual.

*Estos productos periodísticos fueron realizados por estudiantes de Biología Marina e Ingeniería en Acuicultura de la Universidad Católica del Norte, en el marco de la asignatura Ciencia, Tecnología y Sociedad, que tiene un estrecho vínculo con el quehacer del PAR Explora de CONICYT Coquimbo.

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.