“El álbum fue una tremenda oportunidad para desarrollar el trabajo en equipo, la definición de roles, el respeto por la opinión del otro, la equidad y participación de ambos géneros por igual”, señala la autora.


 

Por: Maricela Rojas Plaza

Docente del Colegio Arturo Alessandri Palma de Ovalle

 

Cuando le preguntamos a un niño o niña el “Por qué” ocurre un fenómeno en específico, abrimos junto con ello un universo y un abanico de posibles respuestas. Hemos tal vez olvidado que la imaginación y la creación de posibles respuestas en nuestros niños y niñas no tienen límites ni prejuicios y viajamos juntos a ellos en un universo infinito de posibles respuestas, un viaje mágico a la imaginación, y volvemos entonces a nuestra infancia.

Es sorprendente la capacidad imaginativa de ellos, lo que nos motiva cada día a iniciar el proceso de aprendizaje con un simple pero significativo ¿Por qué?

Desde aquí nace la iniciativa y la motivación de participar, junto a los estudiantes de Primero Básico de nuestra Escuela Arturo Alessandri Palma de Ovalle, en el concurso del álbum 2018 “Un viaje al Universo de los ¿Por qué?, del PAR Explora de CONICYT Coquimbo. Junto a ellos y gracias a la magnífica invitación que nos hicieron a través de las actividades del álbum, pudimos “viajar” y encontrar posibles respuestas a una serie de fenómenos, logramos trabajar principalmente desde la indagación científica las posibilidades existentes para responder a los fenómenos evidenciados, de este modo nuestros niños y niñas fueron siempre los protagonistas de encontrar y formular las posibles respuestas y/o soluciones a las problemáticas presentadas, a través de la observación, la discusión, la experimentación y el intercambio de ideas.

Fue una tremenda oportunidad para desarrollar el trabajo en equipo, la definición de roles, el respeto por la opinión del otro, la equidad y participación de ambos géneros por igual, omitiendo así algunas ideas alejadas de la verdadera idea de lo es la ciencia, ya que, suele ocurrir que al preguntarles a nuestros niños y niñas ¿qué es la ciencia?, tienden a imaginar que para hacer ciencia se necesita de un laboratorio o de instrumentos muchas veces extraños, desconocidos y que está ligada principalmente a los hombres o a algún científico loco, o que simplemente es fome, aburrida y compleja.

Pero no. Fue sorpresa para ellos el verificar y dejarse sorprender, que gracias a un simple vaso con agua y unas flechas de papel podemos encontrar respuestas a un fenómeno tan simple pero maravilloso, que demuestra cómo se reflejan los rayos de luz y hacen que la imagen lleguen a nuestros ojos; comprendieron que por medio de materiales simples y muchos de ellos reciclados, podemos hacer ciencia en sus aulas sin necesidad de grandes instrumentos ni de un laboratorio equipado, que tanto niños y niñas trabajan de igual manera aportando a un todo como equipo, que la ciencia no es aburrida, sólo se necesita de activar sus imaginaciones y viajar junto a ella al universo de los ¿Por qué?

Junto a ellos y gracias a la magnífica invitación que nos hicieron a través de las actividades del álbum, pudimos “viajar” y encontrar posibles respuestas a una serie de fenómenos, logramos trabajar principalmente desde la indagación científica las posibilidades existentes para responder a los fenómenos evidenciados, de este modo nuestros niños y niñas fueron siempre los protagonistas de encontrar y formular las posibles respuestas y/o soluciones a las problemáticas presentadas.

Cabe destacar que el trabajo colaborativo debe iniciarse desde el apoyo y compromiso entre los y las docentes, en este caso agradecer a la profesora jefe del Primero Básico, la señorita Elizabeth Segovia Ramírez, por su motivación y ganas de otorgar los tiempos y espacios con sus estudiantes y apoderados para que ellos comprendieran fenómenos tan cotidianos como: ¿Por qué llueve?, ¿De qué color es la luz?, ¿Cómo se produce el día y la noche?, ¿Cómo medimos la temperatura?, ¿Qué es la refracción de la luz?, ¿Cómo se producen los sonidos?, ¿Cómo nos orientamos en el espacio?, entre otros.

Gracias a todo este trabajo realizado en equipo, tanto de la plana directiva del establecimiento, junto al trabajo de las docentes, alumnos, asistentes y apoderados, logramos coronar entonces al esfuerzo de nuestros niños y niñas con una excursión científica a un centro astronómico de la comuna de Vicuña, donde siguieron evidenciando fenómenos empíricamente y que tengo la seguridad y la convicción que lo recordaran siempre. Sin duda una experiencia tremendamente significativa para para nuestros niños y niñas, como también para mi experiencia y crecimiento profesional como docente.

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.