La semana pasada, los 18 equipos seleccionados como PARes regionales se reunieron en Santiago para discutir sobre los desafíos de su misión, que ya está en marcha: llevar la ciencia y la tecnología hasta el último rincón de esta tierra.

El lunes 29 de abril, los 18 proyectos ganadores del VIII Concurso de Proyectos Asociativos Regionales (PAR) 2019-2022  se reunieron en el salón principal del edificio de CONICYT, como parte de una extensa jornada de capacitación y coordinación para comenzar sus labores: ser los encargados de llevar la ciencia y la tecnología a todo el país. En ese marco, el desafío principal que tendrán los equipos —convocar a niños, jóvenes y adultos a participar de actividades de valoración que involucran a las distintas áreas del  conocimiento—, fue analizado y discutido bajo el foco de temas tan relevantes como la inclusión, la diversidad y la perspectiva de género.

Además de escuchar charlas de expertos en estos temas, como María Ximena Rivas, directora del Servicio Nacional de Discapacidad; Andrea Pérez, de la Unidad de Educación Especial del Mineduc; y Marcela Gutiérrez, de la División de Políticas de Igualdad del Ministerio de la Mujer; los PARes tuvieron la oportunidad de conversar con el ministro de Ciencia, Tecnología, Conocimiento e Innovación, Andrés Couve, quien remarcó la importancia que tendrán para su gestión estos 18 equipos, que estarán desplegados por todo el país, para seguir formando el pensamiento científico y crítico de los chilenos.

“Se trata de cómo transformar el imaginario de Chile para que contenga a la ciencia, la tecnología y la innovación”, dijo el ministro a los equipos regionales. “Estamos visitando las regiones por un interés genuino, porque hemos estado siempre convencidos del potencial gigantesco que tenemos en ellas. Ustedes son los embajadores de nuestro ministerio”.

Los equipos de los 18 PARes discutieron sobre nuevas formas de llevar la ciencia a la ciudadanía, con una mirada inclusiva y de género.

Los 18 equipos, que fueron elegidos entre 46 postulantes y estarán asociados a universidades de referencia en las distintas regiones, tendrán en sus manos la organización de los campamentos científicos para profesores, actividades destinadas a preescolares y academias de ciencia, además de implementar programas centrales como 1000 Científicos 1000 Aulas  y la Semana Nacional de la Ciencia y la Tecnología. La directora del Programa Explora, Natalia Mackenzie, recalcó el papel fundamental que cumplirán los PARes para preparar la llegada del nuevo Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación a los ciudadanos de todo el país.

“Esta red le da al ministerio un mayor alcance para llegar con sus lineamientos y políticas a todos los rincones. La idea es estimular un pensamiento crítico, investigativo, creativo, reflexivo y consciente del entorno, para así tomar mejores decisiones”, dijo Mackenzie, quien hizo énfasis en la importancia de tener un enfoque inclusivo y de género. “Cuando decimos que la ciencia sea para todos y todas, no son palabras de buena crianza. Necesitamos que la ciudadanía se familiarice con las características propias de la ciencia, no importando si tienen algún grado de discapacidad o pertenecen a alguna minoría. Toda la comunidad está invitada a experimentar y valorar las ciencias”.

Entre los 18 equipos presentes estuvo el nuevo PAR Ñuble, asociado a la Universidad de Concepción, que fue constituido por primera vez luego de que, en 2017, Ñuble comenzara a existir como nueva región. Su coordinadora, la educadora de párvulos Denisse Velásquez, explicó el gran desafío que significa armar desde cero una red dedicada a la promoción de la ciencia. “En nuestra región hay zonas de playa, de cordillera y de campo. La parte rural es la más lejana, pero tenemos un proyecto de talleres itinerantes, casas rodantes que se irán instalando en la zona”, dijo la encargada. “Nuestro gran tema serán los alimentos saludables y la calidad de vida, porque este es el Año del Sol y en Ñuble eso se relaciona con la agricultura”.

 

“Se trata de cómo transformar el imaginario de Chile para que contenga a la ciencia, la tecnología y la innovación. Estamos convencidos del potencial gigantesco que tenemos en la regiones, ustedes son los embajadores de nuestro ministerio”, dijo el ministro Andrés Couve.

 

También asistieron a la reunión varios equipos nuevos, que se encargarán de renovar el trabajo de PARes históricos como el de la Región de La Araucanía. El biólogo Daniel Opazo, experto en conducta social de las aves y director de ese PAR, valoró la importancia que tendrá la red para enfrentar los problemas de los distintos territorios. “Nos gustaría desarrollar en la ciudadanía competencias científicas, para que puedan tomar decisiones informadas y ser agentes de cambio”, dijo. “Queremos poner a la ciencia a conversar con otros saberes locales, como el saber mapuche, y también con otras formas de conocimiento, como el arte”.

Por su parte, la ecóloga Gabriela Navarro, directora del PAR Los Lagos, que también renovó su equipo, señaló que intentará darle a su gestión un fuerte énfasis en temas medioambientales. “La ciencia y la tecnología no son sólo herramientas para el desarrollo, sino también para ayudar a mejorar condiciones que tienen que ver con derechos humanos, como vivir en un ambiente sano y de igualdad”, dijo. “Por eso, queremos fomentar una cultura crítica, científica, y consciente desde el punto de vista ambiental”. Para eso, ya están trabajando en cinco programas de educación ambiental al aire libre orientados a quienes viven en la región, y otro de visitas guiadas diarias a los distintos laboratorios de la Universidad Austral en Puerto Montt.

 

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.