CONICYT BECA A 400 ESTUDIANTES PARA CURSOS CIENTÍFICOS

El convenio que la institución mantiene con la Escuela de Verano de la Universidad de Chile permitirá que estudiantes vulnerables participen en cursos científicos durante todo 2019. El beneficio también incluye almuerzos, traslados y materiales de estudio.

Este 2019, 400 estudiantes de Santiago y regiones, todos pertenecientes a familias de escasos recursos, accederán a la Escuela de Verano (EdV) de la Universidad de Chile. El programa el más prestigioso en su tipo en nuestro país, permite que escolares de Educación Básica y Media puedan dar una mirada profunda al mundo de la ciencia, y desarrollar su espíritu de investigación en talleres impartidos por estudiantes de postgrado y académicos de gran trayectoria.

En sus 30 años, el programa EdV ha recibido a más de 55 mil estudiantes de todo el país que, en muchos casos, han decidido seguir carreras científicas, y hoy impulsan la ciencia chilena desde sus distintas áreas. Por eso, para seguir favoreciendo la formación y motivación de jóvenes investigadores, CONICYT, a través de su Programa Explora y la Facultad de Ciencias Físicas y Matemáticas, decidieron ampliar su convenio de colaboración para la entrega de becas por cuarto año consecutivo. 

“CONICYT vuelve a comprometer su apoyo a esta iniciativa, una valiosa y probada instancia para vincular a las nuevas generaciones con la ciencia y la tecnología”, expresó su director ejecutivo, Christian Nicolai. “Así, contribuimos a la motivación y aprendizaje de estudiantes curiosos, que desarrollan un pensamiento crítico, científico y creativo, fundamental para que sean ciudadanos que aporten al país”.

El año pasado se entregaron 260 becas, y este año se decidió ampliar esa cifra a 400, de las cuales el 67% se asignaron a mujeres y el 47% a jóvenes de regiones. Para CONICYT, la participación de alumnos con menos oportunidades es la prioridad, por lo que la institución se ha esforzado en aumentar la cantidad de becas año a año.

 

“Nuestro propósito es llegar, especialmente, a aquellos jóvenes provenientes de escuelas vulnerables, ofreciéndoles vivir una experiencia educativa que los inserta en un entorno universitario”, dice Christian Nicolai, director ejecutivo de CONICYT.

 

“Nuestro propósito es llegar, especialmente, a aquellos jóvenes provenientes de escuelas vulnerables, ofreciéndoles la oportunidad de participar, y de vivir una experiencia educativa que los inserta en un entorno universitario y les permite compartir con académicos de distintas áreas”, indicó Nicolai.

Los 400 alumnos que obtuvieron la beca acreditaron ser estudiantes de colegios municipales o asistir becados a particulares y, además, haber sido aceptados previamente en alguno de los cursos de la EdV. Los jóvenes podrán participar en algunos de los 60 cursos disponibles de las áreas de ciencias físicas, matemáticas, ingenierías, biología, química y ciencias biomédicas, impartidos en el Campus Beauchef. La primera etapa contempla los Cursos de Verano, que se realizarán entre el 7 y el 25 de enero, pero también habrá cursos durante el año escolar y en las vacaciones de invierno, que contarán con becas para estudiantes de escasos recursos. Para postular se debe entrar a la página www.edv.uchile.cl, a partir de mayo de 2019.

“Abrir las puertas para recibir durante el verano a miles de jóvenes que demuestran temprano interés en la ciencia y la tecnología, es profundamente motivador”, dice Luis Vargas, Director de Vinculación Externa de la FCFM-UChile y de la EdV. “Los vemos hacerse preguntas, encontrar respuestas, sorprenderse y transformarse. Gracias a la colaboración con Explora-CONICYT, hoy podemos hacer que esa vivencia se abra a jóvenes talentos que, sin duda, serán un aporte a su entorno y al país”.

Los beneficios de las becas incluyen los materiales de estudio, la cobertura para los respectivos traslados en la tarjeta estudiantil, almuerzo y un certificado de asistencia al programa. El programa EdV, creado en 1989, busca propiciar el acceso al conocimiento a jóvenes de distintos contextos sociales. En él, miles de escolares han podido cultivar su sentido crítico en un ambiente de alta exigencia, gracias a la participación de 13 facultades distintas, un instituto y el Programa de Bachillerato de la Universidad de Chile. Del total de alumnos que asisten anualmente a las EdV, un 25% entra a estudiar una carrera a esa casa de estudios.