Pequeños estudiantes mostraron sus experiencias científicas en Arica

Feria infantil enmarcada XXIV Semana Nacional de la Tecnología EXPLORA de CONICYT, reunió 26 muestras científicas de infantes de educación parvularia y primer ciclo de educación básica de la región de Arica y Parinacota.

Dos botellas de vidrio con líquido espeso y de un color verde oscuro son las muestras de los jugos sanadores provenientes del nopal, las hojas de las tunas del valle de Illapata, ubicado a más de 100 kilómetros de Arica hacia el sur. Francisca Olivares, de la escuela del mismo nombre del pueblo, explica que este brebaje “ayuda a las personas con enfermedades de diabetes y colesterol”. El tema es parte del trabajo de investigación “El Nopal, el impacto que producen sus propiedades en la salud de las personas”, presentado en la VI Feria Infantil de Ciencia y Tecnología Explora de CONICYT, realizada en el campus Velásquez de la Universidad de Tarapacá.

La profesora, Virginia Martínez, que dirige la escuelita multigrado con una matrícula de tres estudiantes, comenta que hace dos años están trabajando con el nopal, buscando bibliografía sobre sus propiedades, su historia en las tierras aztecas donde se usa hasta en ensaladas, y, por supuesto, sus cualidades para bajar de peso, colesterol y cicatrizar heridas. El jugo lo usan con otros ingredientes como limón, apio o manzana, dependiendo de su finalidad, para ello a las “palas” de las tunas solo les sacan las espinas y luego la cortan en cuadros y la licuadora hace el resto.

La Escuela de Illapata fue una de las cinco escuelas rurales, que participó en la Feria Infantil, los otros establecimientos fueron: Escuela España y Escuela Darío Salas, ubicadas en el kilómetro 30 y el kilómetro cuatro del valle de Azapa, respectivamente. De la comuna de Camarones asistieron además la Escuela de Chitita y Guañacagua, todas unidocentes.

La VI versión de la Feria Infantil, desarrollada por el Proyecto Asociativo Regional de CONICYT, contó con 26 muestras científicas de infantes de educación parvularia y primer ciclo de educación básica de la región de Arica y Parinacota. Iniciativa, que la directora del proyecto, Mónica Navarrete, destacó porque a través de ella “se busca lograr el intercambio e incentivar una formación científica básica válida para interpretar los hechos cotidianos que rodean a los más pequeños, desde un espíritu crítico y participativo”.

En esta oportunidad participaron además 15 establecimientos municipales, dos particulares, ocho particulares subvencionados y dos de la Junta Nacional de Jardines Infantiles. Estos últimos con la implementación de la metodología de Tus Competencias en Ciencias para educación parvularia, donde Explora de la UTA ha colaborado, capacitando y entregando 20 kit de ciencias.

“El mundo de los niños aymaras en el pueblo de Guañacagua” fue compartido por los dos estudiantes de la Escuela de este pueblo, junto a su profesora Lorelia Zenis. Junto a la educadora intercultural Doris Mollo y la participación de la comunidad se preocuparon de rescatar la lengua originaria a través de un juego formado por grandes dados matemáticos con números y nombres de animales en aymara.

“Vimos con preocupación que se está perdiendo lo que es la lengua materna, en un esfuerzo los niños crearon dados matemáticos, donde el juego consiste en lanzarlos y avanzar de acuerdo al número que aparece en aymara, así aprenden en forma más lúdica los conocimientos y se rescata la lengua materna”, indicó la educadora unidocente, agregando que también tienen rompecabezas en aymara con contenidos de acuerdo a planes y programas pero también estrechamente ligados a la comunidad.

“El ayrampo, el color de la sabiduría ancestral” fue el tema desarrollado durante dos meses por los pequeñitos del prekinder del Liceo Agrícola José Abelardo Núñez del valle de Azapa, quienes trabajaron con la educadora de párvulos Maritza Quispe en la recolección de semillas del fruto del ayrampo, las cuales entregan un vibrante color fucsia, con el cual hicieron teñidos en tela y papel. Aunque en las conversaciones con las familias lograron saber que estas semillas también se usan con fines medicinales para bajar la fiebre y como colorante para hacer helados.

Los estudiantes del Liceo Artístico de Arica trabajaron el tema “Extracción de pigmentos vegetales de pétalos y hojas de plantas de la zona”, específicamente pimiento y mioporo para elaborar tintes y usarlo como pintura alternativa.

La inauguración contó con la presentación de la banda de bronce de la Escuela de Chitita, para que luego la gobernadora, Mirtha Arancibia junto a la directora del Proyecto Explora, Mónica Navarrete, procedieran al corte de cinta y al recorrido por la Feria, que también contó con espacios de actividades lúdicas, cuenta cuentos y árboles con coloridas cintas, que enmarcaron una mañana en que los niños fueron los que mostraron dominio en sus espacios al hablar de lo que habían realizado, porque el aprender haciendo nunca fue tan evidente.