Párvulos de Río Hurtado trabajan con TCC y aprenden la ciencia de forma entretenida

En las localidades de Serón y Pichasca, Educadoras están desarrollando los talleres de “Tus Competencias en Ciencia” y así, mostrar el mundo científico a los niños y niñas de la zona.


Veinte establecimientos de la Región de Coquimbo están trabajando con la iniciativa de “Tus Competencias en Ciencia”, una serie de talleres que buscan entregar a párvulos las herramientas que se utilizan en el mundo científico para conocer y comprender el mundo, de tal forma que las usen en su vida cotidiana y en los desafíos académicos y personales que emprendan.IMG 4705

Educadoras de las comunas de La Higuera, La Serena, Vicuña, Coquimbo, Paihuano, Canela, Illapel, Salamanca, Los Vilos, Ovalle, Monte Patria, Combarbalá y Río Hurtado, están desde junio aplicando un plan para desarrollar 11 competencias: 7 técnicas, vinculadas directamente con el quehacer científico; y 4 transversales, orientadas al desarrollo integral de los estudiantes.

Es en esta última comuna en donde dos educadoras están realizando estas acciones científicas y concertando el trabajo con sus estudiantes, por medio de actividades, cada una de las cuales de alguna manera estimula el pensamiento científico en los niños, en el sentido de despertar el asombro y curiosidad, y a partir de esa emocionalidad, hacerse preguntas sobre los fenómenos del mundo.

Nicole Gálvez, Educadora de Párvulos en la Escuela de Serón, comuna de Río Hurtado, destacó la actividad y cómo los niños y niñas pueden fomentar su curiosidad, responsabilidad y otras competencias al realizar los talleres.

IMG 4789La educadora destaca que gracias a TCC, pudo cambiar su perspectiva en la forma de trabajar la ciencia, “a los párvulos les ha encantado, están súper maravillados con el tema científico. Lo que pasa es que antes yo trabajaba la ciencia como con cuadernos, el sol, la luna, pero ni siquiera se parece a lo que estamos haciendo ahora. Siento que el aprendizaje es mucho más significativo si es que ellos lo hacen”.

Siguiendo las guías metodológicas de trabajo, las educadoras son las principales facilitadoras de estas actividades, en donde desarrollan habilidades que buscan la valoración de la ciencia, tecnología e innovación y con ello, despertar el asombro y curiosidad de cada participante en la iniciativa, mediante la exploración de fenómenos y el enfrentamiento a la resolución de problemas.

“El proyecto tiene varios puntos que son muy buenos para el desarrollo de los niños, cuenta con todo el material, están las explicaciones de cómo hacerlo y lo que debemos hacer las mediadoras. Se ven resultados en los niños y niñas, ya sea en la forma que opinan, o que conversan, y ya tienen respuestas más creativas. Van abriendo sus mapas, en relación al trabajo que se hace con el proyecto”, comentó María José González, Educadora de Párvulos del Colegio Pichasca, respecto a la experiencia.

Se estima que en el mes de diciembre las educadoras habrán culminado con el trabajo en esta innovadora iniciativa científica, y con ello, aportado al desarrollo de los párvulos de la Región de Coquimbo.