Chile: una ventana para la astronomía

Mira las fotos aquíCuál es el origen del Universo, cómo nace y muere una estrella o de qué está compuesta la materia, son algunas de las incógnitas tratadas en el taller “ciencia + arte: Bruno y el Big Bang”.

Taller Ciencia + Arte: Bruno y el Big BangEl Día de la Astronomía, celebrado por CONICYT entre el 19 y 23 de marzo, es una invitación para que la ciudadanía valore este patrimonio natural que es inherente a todos los chilenos. Por ello se han creado una serie de instancias para conocer los avances de esta ciencia, así como despertar el interés por el cosmos. El PAR Explora RM Norte de la Facultad de Matemáticas UC desarrolló junto al Instituto Milenio de Astrofísica (MAS), el taller “ciencia + arte: Bruno y el Big Bang”, dirigido a estudiantes de 5° básico de la Escuela General Manuel Bulnes Prieto (Renca).

Durante la primera parte de la actividad, el investigador del MAS, Rodrigo Contreras Ramos, utilizó una serie de imágenes de objetos astronómicos que surgieron tras la gran explosión, la teoría del Big Bang que explica cómo se produjo el origen del Universo. “Conversamos sobre cuáles son los componentes básicos de la materia y cómo todo en el Universo, desde un grano de arena a una estrella o una galaxia están hechos de lo mismo: átomos. También hablamos sobre la vida y muerte de las estrellas y, a través de trucos sencillos, dimensionamos los tiempos y las distancias astronómicas, que al ser tan grandes, son muy difíciles de visualizar”.

La artista Carolina Undurraga estuvo a cargo de la segunda parte del taller. “A través de la comparación de imágenes del cosmos captadas por telescopios y otras extraídas de la historia del arte, intentamos desarrollar la capacidad de asombro en los niños y las niñas, al descubrir la belleza del Universo desde una perspectiva estética. Utilizamos pastel seco y tempera sobre papel negro para crear efectos difuminados de paisajes atmosféricos, como nebulosas y supernovas”.

Para cerrar la actividad, cada estudiante recibió de regalo la divertida novela “Bruno y el Big Bang” en manos de sus propios autores, Rodrigo Contreras Ramos y Carolina Undurraga, quienes a través del humor y la curiosidad de un niño de 8 años, enseñarán a mirar el Universo de otra forma.

“La fascinación que provocan las actividades de ciencia y arte desde edades tempranas es clave para mantener viva la curiosidad y el asombro. Tanto el taller como el libro nos llevan a plantearnos preguntas sobre nuestro origen y a descubrir lo interesante y divertidas que pueden ser las respuestas”, concluyó Elia Soto, directora del PAR Explora de CONICYT RM Norte.