Ciencia y emociones se fusionan en cuarta jornada de Campamento Explora Va! Los Ríos

campamento 4La jornada diurna estuvo marcada por investigación activa y la nocturna por la construcción de una gran cordada.

Con las muestras tomadas el día anterior en la salida a terreno, campistas iniciaron el día con la actividad “indagando en y con la biodiversidad”. Sistematizaron las muestras y datos recolectados, utilizaron distintos instrumentos de observación y finalmente, elaboraron posters científicos para mostrar los resultados del ciclo de indagación en un plenario. “Esa instancia fue muy enriquecedora, porque fue el momento en el que interactuaron desde los distintos niveles, conjugando sus distintas visiones y disciplinas, estableciendo convergencias entre las ciencias sociales y naturales”, explica Paulina Larrosa, relatora del campamento. Agrega que una de las conclusiones que marcó la discusión fue el énfasis a los principios éticos que deben regular los procesos de indagación, independiente del campo en el que opere.

Seguidamente y para sacudir la formalidad previa, los campistas se divirtieron en una actividad recreativa sobre navegación en brújula. El desafío involucró trabajo en equipo y confianza en la cordada para resolver acertijos, reforzando la cooperación y creatividad, entre otros.

En la tarde, los participantes sostuvieron diálogos con embajadores líderes de la educación, instancia en la que compartieron experiencias y reflexiones sobre las prácticas docentes. Nancy Morales, jefa de UTP de la Escuela Dostoyevski de Valdivia, se mostró muy complacida con la conversación, ya que ve en los profesores la voluntad de crecer y sentido de mejorar la educación de los niños. “Veo mucho interés por integrar las ciencias para que los niños puedan cumplir roles activos dentro de la sociedad. El mensaje que yo les dejo es que el trabajo en equipo fortalece a los docentes y por ende a las instituciones educativas, y que la ciencia no es sólo en el laboratorio, sino que en el medio que nos rodea”, puntualizó.

Marianela Fornes, profesora de Arica, reflexiona y comenta que ha ido asimilando que el aprendizaje no está separado de la emoción. “Me encantó que la colega nos haya traspasado el entusiasmo con el que ella motiva a los niños a ser libres y mejores cada día”. Explica que el diálogo también estuvo centrado en el trabajo colaborativo desde las reflexiones previas y los contextos en los que se desenvuelven.

Luego, los profesores visitaron una exposición de iniciativas externas que consistió en la muestra de varios desafíos científicos educativos, que llevan a cabo universidades y empresas de la Región de los Ríos. En la ocasión, tuvieron la oportunidad de conversar con los encargados de diversos proyectos, inspirándose en innovadoras soluciones que les permitan potenciar la ciencia y la tecnología en sus contextos educativos. El objetivo, en línea con la esencia del campamento, fue mostrar en forma concreta los beneficios del trabajo colaborativo y motivarlos a realizar proyectos con sus alumnos.

Con esta instancia de inspiración, los profesores fueron convocados a pensar en problemáticas de sus establecimientos e instados a crear un proyecto de acción que puedan llevar a cabo. Una de las iniciativas que se está trabajando, tiene relación con los desechos que producen las escuelas. Leonardo Arriagada, profesor de Paillaco, explica que su equipo presentará una propuesta para innovar en composteras, desde el punto de vista organizacional. “Hemos detectado que hay poca interacción entre pares y acordamos involucrar a toda la comunidad educativa. Por ejemplo, pediremos apoyo a los apoderados para trabajar con la lombriz californiana. Pre básica se encargará de mantener ordenado el sector de la compostera, nivel básico trabajará la producción y conservación de lo orgánico y media se ocupará de la cosecha”. Arriagada agrega que también involucrarán a los docentes de todas las áreas, para que cada uno pueda aportar desde su disciplina a este proyecto.

En la noche, se realizó la ceremonia de Celebración de la Comunidad y Fiesta de la Ciencia, momento de inspiración donde todos los campistas, junto al equipo, se unieron en una gran cordada. Durante este acto simbólico de alianza comunitaria, se hizo un recorrido por los hitos más significativos que han vivido desde que se abrió la convocatoria.