Instituto Luis Campino realiza exitosa Feria de Ciencias y Robótica

El colegio de Providencia retomó la actividad suspendida los últimos años y se sumó a la temporada de ferias científicas apoyadas por el PAR Explora RM Norte.

Alrededor de 60 stands con proyectos científicos y tecnológicos fueron parte de la Feria de Ciencias y Robótica organizada el jueves 13 de agosto por el Instituto de Humanidades Luis Campino, actividad en la que participaron como expositores más de 200 estudiantes de kínder a 4º Medio.

Los proyectos presentados  son fruto de los talleres y asignaturas de Ciencia y Tecnología desarrolladas durante el primer semestre de este año. “Reiniciamos el período de ferias para que los niños pudieran presentar y exponer todo lo que ellos realizan durante su actividad académica”, explicó el profesor Patricio Kim, co-organizador del evento.

Por su parte, el profesor Andrés Caro precisó que la feria “no tiene un espíritu de competencia, es de muestra. El objetivo es difundir la ciencia a nivel escolar. Ha tenido harto éxito, hemos tenido muchas visitas. Somos más de mil 300 estudiantes y esto ha estado lleno todo el tiempo”.

Algunos de los proyectos presentados han participado en ferias y congresos externos, como los organizados por el Museo Nacional de Historia Natural y el Programa Explora CONICYT, entre otros, tanto en el área de ciencia como en robótica.

“Es difícil exponer, uno tiene que tener el valor. Ganar un concurso recién llegando al nivel científico, también tiene su parte difícil. Hablar, el lenguaje de manos…”, dice Alexander Sagardía, pequeño investigador de 6º Básico, y que junto a su compañera Magdalena Gálvez ganaron varios premios por su investigación titulada “Incubación y Color en Fásmidos”.

Otros alumnos destacados son Robinson Ramírez y Jorge Miles de 2º Medio, quienes explicaron su investigación sobre “la utilización de bacterias para inhibir a los hongos fitopatógenos. Uno de los principales problemas en Chile. Atacan a las plantas, utilizando químicos o plaguicidas, eso genera daño al ecosistema y nuestra salud”, argumentan. “Los niños más chicos pueden aprender y generar sus propias preguntas y después generar proyecto. Hemos visto como los demás se interesan más”, agregaron.

También participaron las alumnas de 7º Básico, Francisca Constant y Gabriela González a quienes les interesó “ver cómo afecta el nitrato de plomo al humano al ser ingerido a través de las cebollas”. Un segundo proyecto presentado fue la fabricación de un talco para hongos compuesto en un 10% de plátano y 90% de arroz. “Uno no estaba terminado. El de la cebolla estuvo en tres congresos diferentes”, señalaron.

Para las estudiantes Constanza Acuña, Catalina Araya y Rocío Sforzini, ésta fue una gran primera experiencia: “Nos parece bien poder hablarles a los más chicos y a los más grandes sobre temas que sabemos, conocer sobre lo que están haciendo otras personas e informarnos”.

Revisa aquí más fotos del evento.