Un recorrido por el frondoso Bosque esclerófilo mediterráneo costero de la Península de Hualpén, bordear la  Laguna Verde y caminar sobre el suelo blando y esponjoso del humedal, es un panorama exclusivo al que tuvieron acceso 43 estudiantes de sexto a octavo básico del Colegio Santa Eufrasia de Concepción.

Completaron el álbum Un gran viaje al mundo de los ¿por qué? De Explora CONICYT, y ganaron una salida a terreno junto a su profesora, Norma Decidet. Así fue como tuvieron la oportunidad de conocer el fragmento de un antiguo bosque nativo, que data desde último Máximo glacial y que ocupaba prácticamente todo el borde costero de la Región del Biobío, sin embargo, por la acción del hombre, actualmente se reduce al Santuario de la Naturaleza de Hualpén, donde la Universidad de Concepción cuenta con un espacio destinado a la investigación científica de 70 hectáreas, que albergan 290 plantas vasculares (que tienen tallo y hoja), de las cuales 71  son endémicas y una gran diversidad de avi-fauna.

La profesora Norma comentó que lleva 25 años trabajando en ciencias naturales de 5° a 8° Básico, tiempo en el que ha podido observar que “lo que queda en el niño es lo que él hace, lo que él vive”, y agrega que “muchas veces los tenemos sentados en la silla, tratando  de entregarles un contenido una guía,  pero eso no es suficiente”. Por eso, según relató, prefiere generar y participar en instancias donde sus estudiantes tengan la posibilidad de aprender haciendo.

Los estudiantes guardaron especial silencio durante la caminata, con el fin de no asustar a las aves y animales que allí habitan, observando y grabando todo lo que había a su alrededor. Fue así como Andrés Lagos, del 6° Básico A, absorto ante tanta belleza, con una entonación dulce y aún expectante, dijo que el viaje “me pareció muy bacán, porque vimos hartas cosas interesantes, me gustó muchísimo cuando  caminamos por el humedal, se siente como una cama de agua,  fue como una caminata espacial”. Andrés  aseguró que “también me gustó mucho ver huellas de algunos animales, aprendí leyendas mapuches y que el copihue nace de una enredadera”.

Así mismo, Emilia Muñoz del Sexto año B, dijo que “la excursión fue lo máximo, me gustó todo, ir a la laguna, ver copihues, cuando nos explicaron lo que había en el bosque, todo”. Emilia también comentó que disfrutó el trabajo con el álbum, y las actividades para conseguir láminas, “fue muy entretenido porque tiene muchos por qué y siempre tenemos que hacernos muchas preguntas”. Al respecto la profesora Norma dijo que “el vivenciar motiva la curiosidad que está de una forma intrínseca en todos nosotros”, por eso según su parecer el álbum y la salida a terreno son un buen complemento.

El recorrido fue guiado por la Candidata a Magíster de Botánica y creadora de Ciencia en Escena, Nataly Viveros, quien señaló que “está muy bien que este tipo de actividades se haga con niños, porque como les comentaba a ellos, son los portavoces del día de mañana y va a ser labor de ellos ir conservando, y creo que es clave para las futuras gestiones y toma de decisiones medioambientales”.

Así mismo, la Encargada de Valoración del PAR Explora Biobío, Cintya Villa dijo que “como PAR propiciamos este tipo de actividades para fomentar la curiosidad en los estudiantes y mostrarles espacios a los cuales en la mayoría de los casos, no podrían tener acceso durante su vida diaria, de manera que conozcan su entorno y pongan en valor las maravillas de la naturaleza”.  Durante los próximos días, los demás ganadores del álbum Un gran viaje al universo de los ¿Por qué?, también podrán disfrutar de sus excursiones, dos irán a la Estación de Biología Marina de la Udec, y un grupo más podrá ir a la Estación de Biología Terrestre Udec ubicada en Hualpén.

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.