Los desafíos tecnológicos de la Ciencia para Todos

 La divulgación científica comunica los avances del conocimiento de distintas ramas del saber, de manera que salgan del círculo de los especialistas. Esta entrega del conocimiento científico es una responsabilidad de todo investigador para contribuir a la democratización y disminución de las desigualdades a su acceso.

En el Centro COPAS Sur-Austral llevamos diez años de investigación en oceanografía costera con énfasis en la Patagonia, y en los últimos cinco hemos puesto especial atención al desafío de transmitir a la mayor cantidad de público el conocimiento que estamos generando, e inculcarles el cuidado del mar y sus recursos.

Al mismo tiempo, hemos desarrollado una serie de iniciativas que pretenden cambiar el paradigma que se enseña desde la infancia que “Chile es una larga y angosta faja de tierra” por el de que “Chile es más mar que Tierra”, con más de 4 mil 300 kilómetros de costa en línea recta, extensión que se multiplica por veinte al recorrer las innumerables bahías, fiordos, golfos e islas que conforman la Patagonia chilena, alcanzando cerca de 83 mil 500 kilómetros.

Como una forma de mostrar esta información de manera didáctica, surgió ChileMIO, una iniciativa de divulgación científica financiada por el Programa EXPLORA de Conicyt, con apoyo de CICAT y el CFRD, ambos de la Universidad de Concepción, que mediante una narrativa transmedia transfiere contenidos científicos sobre el mar de Chile, su biodiversidad, los procesos oceanográficos y su importancia, entre otros.

 

En ChileMIO, hemos integrado la realidad aumentada y la virtual, además de una página web que incluye pautas de accesibilidad e incorpora paisajes acústicos en las aplicaciones para teléfonos móviles. De este modo, la muestra permite el acceso a personas con discapacidad visual, motora y cognitiva a quienes antes no tenían acceso a contenidos de esta índole. Adicionalmente, gracias al uso de estas tecnologías hemos podido llevar el Mar a comunas alejadas como Ralco en Alto Biobío.

 

Como científicos tenemos que hacernos cargo de la divulgación de nuestras investigaciones, de que los resultados y la información que salga de ellas llegue a la gente, por eso hay que aprovechar las nuevas tecnologías como los teléfonos inteligentes o la realidad aumentada para acercarnos a ellos. Además, si vamos a utilizar este tipo de plataformas, tenemos que darle profundidad al contenido que entregamos, para darles a los padres una alternativa sobre como guiar a sus hijos en el uso de sus smartphones u otro tipo de tecnologías que ellos suelen utilizar. En Chile tenemos mucha investigación y para los científicos siempre ha sido  un problema el cómo acercar la información a la comunidad, y hoy, de la mano de la tecnología se puede hacer un trabajo de difusión mucho más efectivo.

 

En ese sentido, el trabajo que hacen instituciones como el PAR Explora Biobío, el Centro Interactivo de Ciencias, Artes y Tecnologías CICAT o nosotros como COPAS Sur-Austral, está resultando muy significativo en la conformación de una cultura científica mucho más informada, y es eso a lo que todos los investigadores y científicos deberían apuntar una vez terminados sus proyectos.

Paúl Gómez Canchong, Biólogo Marino, Doctor en Oceanografía y Coordinador de Divulgación Científica del Centro COPAS Sur-Austral de la Universidad de Concepción

 

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.