Home / Arica y Parinacota / Noticias

Niños ariqueños visitaron virtualmente el bosque valdiviano

WhatsApp Image 2021-08-18 at 10.01.49
  • 30 Agosto, 2021

Gracias a la iniciativa de “Ciencia Abierta para Comunidades Escolares” del Programa Explora, estudiantes del Colegio Miramar conocieron las diversas especies que habitan en el lugar.

Un olor a hierba fresca parece atravesar las pantallas de los computadores y celulares. Se siente como caen las gotas de lluvia, mientras el bosque valdiviano se abre para sacar a relucir todo su esplendor verde, mágico, inmenso. Del otro lado de los equipos, y gracias a la tecnología, estudiantes del Colegio Miramar, en Arica, miran asombrados el paisaje lleno de colores.

Rocío Jaña es bióloga especializada en Ecología, dedicada a la comunicación científica. Hace cinco años que vive en un bosque en Valdivia. Menciona que su característica principal es que es templado lluvioso y que es compartido con Argentina, por ello, también hay una comunidad de especies que están en ambos países. Rocío realizó un recorrido por el lugar mostrando la flora y fauna inexistente en estas coordenadas geográficas, tales como el coigüe, el ulmo, la ranita de Darwin o el churrín de la mocha.

La profesional fue invitada por el Programa Explora Arica y Parinacota, del Ministerio de Ciencia, Tecnología, Conocimiento e Innovación que ejecuta la Universidad de Tarapacá. El recorrido por el bosque fue parte de la iniciativa Ciencia Abierta para Comunidades Escolares, que busca acercar el conocimiento en diversas áreas, tanto a estudiantes como a público en general. De este modo, los alumnos del Colegio Miramar, liderados por su profesora Talía Terraza, pudieron conversar con la bióloga, compartir sus experiencias y disfrutar virtualmente de las diversas especies que habitan en la ciudad sureña.

Para Rocío Jaña, lo fascinante del bosque es la vida que tiene. “Está todo tan conectado y relacionado que muestra lo importante que es tener una unión con nuestro entorno. Hace poco salió el informe del cambio climático y calentamiento global, que es la prueba de lo que pasa cuando nos desconectamos del resto de las especies y del entorno. Cuando uno se acerca a la naturaleza y comienza a aprender más de ella, uno ve cómo todo está vinculado, por ejemplo, un árbol crece, luego muere, pero ahí no termina su ciclo, sino que llegan pájaros que picotean su corteza. Hay otras especies que hacen nidos en los agujeros que tiene un árbol o las raíces al suelo que retienen agua, está todo relacionado y eso es algo que me fascina mucho”, dijo.

Ulmo y preguntas

– ¿Alguno de ustedes ha oído hablar del ulmo? – Pregunta Rocío a la curiosa audiencia que la sigue por las pantallas. Uno de los niños contesta que su abuelita compró miel de este árbol. Era el único que había oído algo de esta especie. “El ulmo tiene unas flores hermosas que no conocían porque es un árbol que no está allá. La miel es producida por las abejas que sacan el polen, el néctar de esas flores y ayudan a polinizar el ulmo. Traté de mostrar la vinculación que tienen todos los seres en el entorno”, contó la relatora.

El viaje por el bosque valdiviano también los llevó a conocer al coligüe, que tiene una relación especial con las aves y el monito del monte, marsupial existente en Chile, que usa las hojitas y ramas para hacer sus nidos. “También les mostré algunas plantas que tienen espinas y les pregunté por qué ellos pensaban que la plantas las tenían, si sabían para qué podían servir y ellos respondieron que eran para defenderse”, recalcó.

Rocío mencionó que es fundamental que la curiosidad se despierte no solo en los niños, sino también, en los adultos, mirando su entorno, la naturaleza y comparando con lo que existe en otros lugares. Así, mientras la bióloga conversaba sobre la flora típica de Valdivia, los escolares le hablaban del cactus y cómo lograba sobrevivir en medio del desierto. “Preguntarse y buscar las respuestas es algo de la ciencia que, a todas las personas, cualquiera sea su edad, le puede servir. Cultivar la curiosidad, averiguar cómo y responder las preguntas es una metodología de pensamiento que sirve para tomar cualquier decisión en la vida. La divulgación y comunicación científica no tiene por qué ser solo para los niños”.

Añadió que la interacción con los estudiantes, pese a ser remota, fue bastante positiva y disfrutaron del recorrido. “No quise hacer una charla porque estamos llenos de éstas. Caminar por el bosque pensé que podía ser algo que los niños después recordaran y les hiciera sentido, provocándoles más ganas de aprender. Quedé muy contenta, porque estaba preocupada de cuánto pudieran sentir a través de la pantalla, pero salió súper bien y pudieron conocer”, acotó.

Para la directora del Programa Explora Arica y Parinacota, Mónica Navarrete “esta actividad fue pensada para ofrecer a nuestros niños y niñas en la región, alternativas para visitar y conocer distintos ecosistemas existentes en el país y que, en esta oportunidad, fue a través de los hermosos bosques valdivianos. Esperamos tener visitas virtuales a las zonas nevadas de Chillan, así como a la zona nevada de nuestro volcán Taapaca”

ETIQUETAS:

COMPARTE: