Home / La Araucanía / Noticias

Geoparque Kütralkura: El laboratorio natural por descubrir de La Araucanía

3_Corded_lavas_Llaima_volcano
  • 21 Agosto, 2019

En abril de este año, Kütralkura se convirtió en el primer geoparque de Chile oficializado por Unesco. Modelado por uno de los volcanes más activos del continente, este paraje se suma a un listado de 147 países que conservan sitios con esta denominación.

Caminar por estos páramos es como subirse a una máquina del tiempo. 13 mil años de historia eruptiva del volcán LLaima labraron y convirtieron a Kütralkura, el primer geoparque de Chile, en un sitio único en el mundo.

Emplazado en parte de las comunas de Melipeuco, Curacautín, Vilcún y Lonquimay, la zona alberga seis áreas silvestres protegidas y representa el legado de alrededor de 2 mil años de presencia indígena y millones de años de historia geológica. Esto lo convierte en un vasto laboratorio al aire libre.

Los coordinadores del comité científico del Geoparque Kütralkura –que en mapuzungún significa “Pierda de Fuego”– Patricia Herrera y Manuel Schilling, invirtieron años para que este reconocimiento se materializara. Desde los inicios del proyecto, se abrieron investigaciones para identificar la importancia turística y el legado geológico, ecológico y cultural del territorio.

Escorial de lava volcánica en las inmediaciones del volcán LLaima

Escorial de lava volcánica 

“El Geoparque Mundial UNESCO Kütralkura tiene características únicas entre los territorios que integran esta red mundial. Es una zona con volcanismo activo que es parte de la cordillera de Los Andes, uno de los cordones de montañas más grandes del planeta, donde además existen bosques de araucarias y la presencia del pueblo mapuche-pehuenche”, relata Schilling. 

El área geológica identificada, también posee una gran significación para el pueblo mapuche que resalta el carácter divino de los volcanes. Aquí se encuentran rasgos vulcanológicos y tectónicos singulares, difíciles de hallar en otras partes del planeta. La topografía incluye glaciares, lagunas, los volcanes Llaima, Sierra Nevada, Lonquimay, Tolhuaca y Nevados de Sollipulli.

“El Geoparque Mundial UNESCO Kütralkura tiene características únicas entre los territorios que integran esta red mundial. Es una zona con volcanismo activo que es parte de la cordillera de Los Andes, uno de los cordones de montañas más grandes del planeta, donde además existen bosques de araucarias y la presencia del pueblo mapuche-pehuenche”, relata Schilling. 

“Se han realizado numerosas investigaciones en diversas áreas de las ciencias naturales y sociales. Destacan las investigaciones relacionadas al volcanismo activo, la historia geológica de la zona, el registro paleontológico y arqueológico, y estudios de los ecosistemas, entre otros”, agrega el doctor en ciencias.

Cuando megamamíferos como milodones y gonfoterios caminaban por lo que hoy es Chile, el Llaima atiborraba las inmediaciones del actual geoparque con material piroclástico, generando un paisaje de escoriales, grietas y suelos ricos en nutrientes. En este lugar, una araucaria milenaria es considerada joven y los seres humanos parecen ser solo una anécdota ante la contundente historia terrestre.

Patricia Herrera es otra de las científicas que dedicó esfuerzos para concretar la nominación de Kütralkura y describe que la distinción no es exclusiva del ámbito científico, sino que también del comunitario. “Determinar un geoparque no es solo lo destacar lo geológico, sino que poner en valor el patrimonio del territorio con una visión más holística. Es un modelo de desarrollo y gestión territorial rural”, afirma Herrera, quien también ocupó el rol de coordinadora territorial del proyecto.

Bomba piroclástica proveniente del volcán LLaima

Bomba piroclástica proveniente del volcán LLaima

La comunidad aledaña a las cuatro comunas comienza a entender poco a poco los beneficios de conformar la red mundial de geoparques y desde el área del turismo miran con buenos ojos el reconocimiento.

El potencial de Kütralkura es interdisciplinario y así lo destaca Herrera, quien entiende que la nominación de Unesco “nos ayuda a promover el territorio de la Araucanía Andina en varias de las ferias de turismo más importantes del mundo. También, nos permite compartir experiencias de territorios que llevan más de 15 años trabajando en la valoración y conservación del patrimonio natural y cultural, así como en el desarrollo de actividades turísticas y educativas en relación a las ciencias de la Tierra y medioambientales”.

Leslie Chaperón es guía turística de Malalcachuello, en Curacautín. Sabe que el turismo científico es uno de los principales beneficiados, pero no se olvida de la importancia de la comunidad en el proceso de activación del geoparque. “Me corresponde educar acerca del respeto de la naturaleza del entorno, el poder sabio y natural de los árboles y plantas que tienen poderes curativos, la importancia ancestral que tiene a nivel cultural, fortalecer los lazos de los pueblos originarios, y cuidar y velar por dejar el menor impacto posible en los parques”.

Y es precisamente a esto hacia donde apunta el proyecto liderado por Schilling y Herrera. Los pilares fundamentales de Kütralkura se basan en el desarrollo sustentable, educación y conservación, conceptos potencialmente disponibles en las 15 rutas turísticas del lugar y enmarcados en 8.100 km2. 

Por estas inmediaciones Discovery Channel alguna vez grabó escenas de su connotada serie documental “Dinosaurios” y equipos cinematográficos de distintas partes del mundo han venido a captar imágenes únicas de araucarias creciendo sobre roca volcánica o especies endémicas, entre otros eventos y tesoros que pueden registrarse casi exclusivamente por estos paisajes. “Piedra de Fuego” o Kutralküra es el primer geoparque de Chile y una nueva -o quizás muy antigua- invitación al pasado desde La Araucanía.

Texto: Francisca Celume y Christian Borgeaud

ETIQUETAS:

COMPARTE: