Alrededor de 70 profesores provenientes de diferentes puntos de la región llegaron hasta el Aula Magna de la Universidad de La Frontera para ser partícipes de interesantes talleres de verano, organizados por el PAR Explora de CONICYT La Araucanía y desarrollados por la Fundación Chile.


“La Máquina de Hacer Preguntas” y “Desde el Pensamiento Crítico a la Metacognición”, fueron los temas abordados por Macarena Laso y Francisca Petrovich, de Fundación Chile, durante las jornadas de capacitación que vivieron docentes de distintos niveles y asignaturas.

En una época en que la información está distribuida en múltiples plataformas, una pregunta gatilla procesos de búsqueda y de integración de conocimientos que actualizan la información ya existente dotándola de nuevos sentidos; por ello, la pregunta es tan poderosa que puede modelar la forma en que describimos, imaginamos o incluso, transformamos el mundo.

Fue así como durante el primer día, las relatoras compartieron con los asistentes y les propusieron, a través de un ejercicio, unir su potencial interrogante con un repertorio de preguntas de acuerdo a un momento y una intención pedagógica.

Para esto, los docentes crearon su propia Máquina de Hacer Preguntas, identificando las estrategias que les fuera más útil, con el objetivo de crear preguntas desafiantes y de ese modo poder transferir la metodología a sus estudiantes.

Finalizada la jornada, los asistentes fueron capaces de reconocer los diferentes tipos de preguntas, profundizar sobre el sentido de las mismas, evaluar la calidad de la pregunta y ser capaces de crear preguntas desafiantes.

Felices se mostraron las relatoras, quienes durante dos días compartieron con profesores de diferentes comunas, niveles y asignaturas de La Araucanía. “Fueron dos jornadas muy intensas, pero estamos agradecidas del trabajo y de la reflexión realizada aquí por todos quienes participaron de estas actividades”, señaló, Francisca Petrovich de la Fundación Chile, además destacó que lo visto no fue más que tratar temas de habilidades que siempre han estado presente pero que ahora se necesitan más por las nuevas demandas de este siglo.

Durante la segunda jornada, se desarrolló el taller: Desde el Pensamiento Crítico a la Metacognición, aquí, un nuevo grupo de docentes fueron capaces de comprender que el pensamiento crítico es fundamental en la formación integral del estudiante, tanto para su desarrollo personal como en su aporte a la sociedad de la cual forma parte.

Logrando entender que un buen pensador crítico formula problemas y preguntas vitales con claridad y precisión, acumula y evalúa información relevante y aplica conceptos para interpretar esa información efectivamente, llegando a conclusiones y soluciones con criterios y estándares relevantes, además es capaz de pensar con una mente abierta al interior de los sistemas de pensamiento; reconoce y evalúa los supuestos, implicancias y consecuencias prácticas y se logra comunicar efectivamente en la idea de encontrar soluciones a problemas.

Las capacitaciones les permitieron hablar y comprender a los asistentes sobre qué es el pensamiento crítico, cómo hacer preguntas que produzcan un quiebre en la rutina, ayudándolos a buscar nuevas soluciones y alternativas a un problema. Como bien señaló Petrovich, “se nos impulsa a buscar soluciones a problemas que están ocurriendo ahora y que van a seguir ocurriendo, por eso necesitamos que nuestros niños y estudiantes comiencen a imaginar el futuro que quieren vivir, y eso ocurre principalmente en la escuela, y las personas que los ayudarán con esta reflexión son justamente quienes están más cerca de ellos, sus profesores”.

Periodista: Natalia Riquelme Espinoza.

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.