¿Por qué los barcos flotan?

Opciones de Texto

 

Los navíos poseen espacios, llamados compartimientos estancos, llenos de aire que los hacen más livianos que el agua, evitando así hundirse. Son capaces de flotar en el mar o los ríos porque existe una fuerza que empuja al barco desde abajo hacia arriba, gracias a su diseño basado una ley de la física conocida como el Principio de Arquímedes: “Cuando sumergimos un objeto en el agua éste flota por una fuerza igual al peso del líquido que desplaza.”

Para llegar a esta conclusión el sabio se metió en una tina con agua y se dio cuenta que, entre más se sumergía, más agua caía de la bañera y más liviano se sentía. Los ingenieros se basan en este principio para diseñar las naves, de manera que sean más ligeros que la superficie acuática por donde se desplazan. 

Fuente: Icarito