¿Por qué el café nos “quita” el sueño?

Opciones de Texto

La cafeína se puede encontrar en varios tipos de alimentos, siendo el más común, el café. Esta sustancia tiene una influencia directa sobre la adenosina,  molécula natural producida por el cerebro y cuyo objetivo es regular la actividad cerebral, en relación al sueño. Es decir, la adenosina  controla  el estado de vigilia y cansancio del cuerpo. Al tomar una taza de café, la cafeína bloquea los receptores de la adenosina, con lo que  el organismo pasa a un estado de alerta, aumentando, por tanto, la energía física y mental. Además de estos efectos, también, tiene una incidencia diurética, aumenta la presión arterial y el ritmo metabólico.

Fuente: CEAC