En tu día hay un mundo por explorar

Opciones de Texto

nuevo logo explora 150

A un toque de la luz, a un toque de la voz amada, a un toque de los zapatos nuevos, a un toque de un amigo en México, a un toque del último recital de Paul McCartney. Con simples operaciones podemos alumbrar una casa, sentir una voz en el teléfono, medirnos la glicemia, comprar por internet, chatear con amigas en tierras lejanas o ver en Youtube el recital de nuestro artista favorito. Está todo tan cerca que a veces olvidamos que detrás de este mundo casi mágico, hay mucho trabajo, esfuerzo y ciencia, mucha ciencia.


  

Es por ello, porque cada uno de nosotros vive inmerso en la tecnología, que el Programa EXPLORA abordará este 2014 el tema VIDA, CIENCIA y TECNOLOGÍA, develando la ciencia que nos acompaña y que hace posible que vivamos en un mundo aparentemente mágico, como sostiene Umberto Eco en su texto El Mago y el Científico. A decir del autor, “La tecnología hace de todo para que se pierda de vista la cadena de las causas y los efectos”. Y EXPLORA quiere retomar esta cadena virtuosa, producto del trabajo de muchos hombres y mujeres que dedican su vida a la investigación científica y tecnológica, para hacer visible estos saberes a la sociedad.

EXPLORA comprende la tecnología en un sentido amplio, como la utilización del conocimiento científico para construir soluciones a los problemas o necesidades de las personas, la sociedad y el medio ambiente. La tecnología ya se avizoraba cuando nació el fuego del choque de dos piedras y cada día nos sorprende con aparatos que permiten comunicarnos con rapidez e instantaneidad. La velocidad de la tecnología hoy es mayor a la que se vivió en cualquier época pretérita y por lo mismo urge que pensemos en ella y reflexionemos en cómo está influyendo en nuestra vida cotidiana.

La invitación de EXPLORA es siempre a preguntar. Y esta vez la invitación busca cuestionar qué hay tras la tecnología y descubrir que si bien muchas veces reaccionamos ante ella como si fuera magia, está lejos de ella y puede ser mucho más asombrosa, justamente porque es fruto del cerebro humano.