Sidebar

24
Mar, Oct

Ganadores de “Rutas Patrimoniales” visitaron Sewell

Opciones de Texto

Cuatro fueron los afortunados creadores de recorridos que el pasado 17 de diciembre visitaron Sewell, campamento minero deshabitado, ubicado en la Cordillera de los Andes de la Región de O'Higgins, que aún conserva la historia de las miles de personas que ahí vivieron en torno al cobre hace más de 100 años, llevándolo a ser declarado el 2006 Patrimonio de la Humanidad.

Dicho premio fue sorteado entre todos los participantes de la iniciativa del PAR Explora de CONICYT Sur Oriente “Rutas Patrimoniales”, proyecto que invitó a la comunidad el 2016 a desarrollar recorridos patrimoniales en la zona sur oriente de Santiago. Es así como el azar favoreció a La profesora de historia del Colegio Polivalente Francisco Ramírez, Carolina Bustos, y sus estudiantes Javier Muñoz y Carolina Berrios, quienes fueron los ganadores en la categoría "comunidad escolar", y a Pamela Ramírez, en la categoría "público general".

“Las rutas enviadas fueron súper variadas, lo que puede hablar de una apertura de los participantes a que es patrimonio, dando valor a los hitos científicos, naturales, a los mismos barrios, etc. Viendo esto, creo que el viaje a Sewell estuvo muy ad-hoc, ya que en aquel lugar no tan sólo pudimos maravillarnos con las monumentales instalaciones relacionadas con el cobre, sino también con cómo vivían los mineros un siglo atrás, todo gracias a la conservación de su historia, costumbres y tradiciones”, señaló Claudia Yáñez, encargada de la iniciativa. 

“Sewell me pareció espectacular. Hace mucho tiempo que venía postergando esta visita. Mi idea del rescate patrimonial tiene que ver con la memoria, por lo que mi visita tomó esa dirección, atenta a esa vida no oficial, como entrar el alcohol por la ruta de las mulas, cosas del cotidiano que son parte de la memoria colectiva de la gente que vivió ahí, lo que también es parte del patrimonio”, expresó Pamela Ramírez.

“Creo que esta visita siguió el sentido de nuestra ruta, revalorizando una historia que está oculta. Independiente del valor que tiene, uno puede ver como está intacta la cultura minera alrededor de este campamento, siendo parte de la historia. Yo siempre había querido conocer Sewell y estoy muy contenta de haberla recorrido con mis estudiantes, quienes se acercaron a una realidad tal vez muy lejana a ellos”, señaló Carolina Bustos. 

Ruta Patrimonial Educativa RM Sur Oriente 

Buscando que desde la comunidad de este particular territorio de Santiago surgieran actores que identificaran lugares patrimoniales en dicho sector, el PAR Explora de CONICYT RM Sur Oriente impulsó el 2016 la iniciativa “Ruta Patrimonial Educativa”. Para potenciar la participación de la comunidad escolar, este proyecto realizado en conjunto con el Museo de la Memoria una la capacitación docente sobre esta estrategia de enseñanza, curso en el cual particparon más de 20 profesores de historia.

“El fin de este proyecto es valorar y conservar  tanto el paisaje como las tradiciones culturales de las 13 comunas en las que trabajamos. Para esto impulsamos el desarrollo de recorridos de lugares patrimoniales de nuestra zona, otorgando a los docentes herramientas de levantamiento de datos además de una preparación teórica sobre el tema, para que estos luego pudieran trabajar la experiencia de la visita en clases”, señaló Yáñez.

Uno de los resultados de esta iniciativa será un mapa con las rutas patrimoniales propuestas para esta zona, documento que será presentado en la inauguración del año del PAR Explora de CONICYT RM Sur Oriente en abril próximo.   

Recorrido con origen en la defensa de un Puente Colonial

Hace unos años una situación puso en alerta a la comunidad puentealtina de Ciudad del Este. La ampliación de la Avenida Tobalaba exigía la re-canalizar el canal San Carlos, lo que implicaba la destrucción del uno de los últimos puentes coloniales existentes en Santiago. Debido a esto se contactan con la gestora cultural, Pamela Ramírez, quien se sumó a la defensa de este monumento, logrando que la canalización se desviara y que esta construcción fuera declarada patrimonio histórico de Puente Alto.

Se cree que el lugar donde actualmente se encuentra este puente fue parte del camino del Inca, quebrada natural cuyo potencial fue observado por ingenieros de la época colonial, quienes pusieron la boca toma para abastecer de agua a los habitantes de la precordillera. Según los planos, existían más puentes a lo largo del canal, sin embargo, este es el único que va quedando. Debido al valor histórico que alberga Pamela decidió participar en este concurso y crear una ruta patrimonial, estableciendo a este puente como el hito de partida.

“Mi ruta tiene que ver con el patrimonio histórico de Puente Alto, desde la declaratoria de este Puente Colonial, pasando luego por el Hospital Psiquiátrico El Peral y terminando en la Casona de la Familia Azócar. Es un rescate de la memoria de los barrios, de cómo se crearon a través del sector obrero de puente alto y de la industria que ahí se desarrolló, esperando que los niños se enteren que el entorno donde viven también tiene historia”, destaca Ramírez.

 
 Revalorizando los barrios de Avenida Santa Rosa

El Colegio Polivalente Francisco Ramírez está ubicado en plena Avenida Santa Rosa, un sector que, según la profesora de Historia, Carolina Bustos, está muy estigmatizado para la mayoría de la gente, donde los aportes históricos de los vecinos para mejorar estos barrios pasan desapercibidos para sus habitantes, donde la palabra patrimonio parece no existir. 

Buscando que sus estudiantes revalorizaran su cultura del sector que está inserto el colegio, la docente decidió participar en esta iniciativa, asistiendo a los talleres organizados para profesores durante este año.

“Para los estudiantes este proyecto fue algo nuevo, ya que fue re-conocer la identidad del territorio donde está su colegio. Esto les permitió un poco abrirse al mundo y analizar el lugar donde ellos viven, donde se desarrollan, porque ellos viven ahí y estudian ahí, en un espacio súper reducido, que ahora lo están revalorizando y mirando, cotidianamente, de otra manera”,  rescató la docente.

Con este fin en mente, congregó un grupo de alumnos de primero medio de su establecimiento, entre los cuales estaban Javier Muñoz y Carolina Berrios, quienes en conjunto realizaron la ruta “Avenida Santa Rosa, testigo de la expansión urbana de

Santiago sur en la segunda mitad del siglo XX”. Este recorrido cuenta con siete hitos a conocer: el conjunto de blocks de Villa Paraguay, el Gimnasio Doñihue, la Población San Gregorio, el Mural de Matta “El primer gol del pueblo chileno”, la Iglesia Inmaculada Concepción, la cruz que da cuenta de la visita del Papa Juan Pablo II a la Población La Bandera y el Parque La Bandera.

“Tratamos de recrear la historia de la comuna de San Ramón rescatando lo mejor de nuestro sector para que los propios habitantes lo conocieran” cuenta Muñoz, buscando, según señala Berrios, que esta se pueda establecer como una ruta turística, “esperando que en un futuro la gente de Santiago Sur sepa más sobre su sector que sobre otros”.