18
Sáb, Nov

La Ciencia abrió sus puertas de par en par

Opciones de Texto

Mira las fotos aqui 2Como cada año, la Semana Nacional de la Ciencia y la Tecnología, impulsada por el Programa Explora de CONICYT, se celebró en todo el país generando espacios de participación para todas y todos.

 

“Museos, Laboratorios y Observatorios Abiertos” es un clásico de la Semana de la Ciencia y entre las instituciones con las que el PAR Explora de CONICYT RM Norte se asoció para esta ocasión, cabe destacar el Centro de Estudios en Ejercicio, Metabolismo y Cáncer (CEMC) de la Facultad de Medicina de la Universidad de Chile, Fundación Inria Chile, Planetario, Museo Benjamín Vicuña Mackenna y el Centro Nacional de Conservación y Restauración.

MLOA 02Algunas de las actividades y demostraciones de las que pudieron participar las y los jóvenes, principalmente en etapa escolar, consistieron en una charla participativa con las y los doctores e investigadores principales de CEMC, Cecilia Hidalgo (Bioquímica), Andrew Quest (director científico Área de Cáncer), Enrique Jaimovich (Biofísico y Fisiólogo Celular) y Sergio Lavandero (miembro de la Academia Chilena de Ciencias).

Las principales preguntas apuntaron a tópicos como ¿es posible vivir del trabajo científico?, ¿es necesario tener las mejores notas para poder participar en este campo? o ¿cuáles son las principales diferencias entre ciencia y pseudociencia?, entre otras interrogantes que las y los investigadores respondían enfatizando en superar la frustración, ser testarudo y practicar el ensayo y error como clave para alcanzar las metas.

Matías Acosta, estudiante de 3º medio del Colegio San Joaquín de Renca comentó: “Es una experiencia gratificante. A mi me interesa estudiar algo relacionado con esto, como la medicina, por eso es importante investigar y esforzarse. Todo tiene su trabajo, pero se hace por un bien”.

Posteriormente, las y los estudiantes pudieron visitar los seis laboratorios disponibles para este encuentro, donde la observación de células vegetales en microscopios y los procedimientos para crear experimentos fueron protagonistas.

“Acercar la ciencia a los estudiantes es fundamental, dado que sirve para mejorar la forma de educar en Chile. Hay muchos chicos a los que les gusta, pero no saben cómo funciona la profesión. Aquí pueden explorar esta beta, potenciar la creatividad y la sorpresa”, declaró la Dra. en Ciencias Biomédicas y parte del equipo CEMC, Paola Llanos.

MLOA 05En otro contexto y por segundo año consecutivo, Fundación Inria invitó a un grupo de escolares de sexto año provenientes del Saint Louis School de Tiltil, al taller “Programa a Poppy, el pequeño brazo robótico de Inria”, actividad que consistió en enseñar a las y los participantes a programar, repasar conceptos de la matemática y jugar a derribar torres de vasos de plástico con el mini robot.

Patricia Valdés, profesora de Ciencias a cargo del grupo, valoró la instancia: “No sabía muy bien de qué se trataba el taller, pero superó todas mis expectativas, porque creí que era algo mucho más básico. Ellos mismos después pueden enseñarles a sus compañeros a aprender. Además desarrollan el trabajo en equipo y pueden descubrir cosas más allá de la actividad”.

MLOA 03Mientras, en el Planetario, una estimulación distinta tomó forma cuando 1.800 asistentes de 25 colegios, entre estudiantes y profesores, pudieron “entender a través de las funciones “Bot y Lu: El escape del agujero negro” y “Despegue”, según su rango etario, la inmensidad del universo, sus características y la maravilla de la experiencia de inmersión”, según contó Paulina Marchant, jefa de Relaciones Institucionales y Comerciales.

Con un sentido más socio histórico y artístico, el Museo Benjamín Vicuña Mackenna invitó a la comunidad escolar, desde párvulos hasta octavo básico, a ser parte de los talleres “Pequeños artistas”, “Experimentando con el Patrimonio” y “La Familia de Benjamín Vicuña Mackenna y la sociedad del siglo XIX”.

MLOA 04Cada uno con diferentes intenciones, como “valorar las obras de diferentes pintores, así como incentivar el arte; apreciar y explorar objetos patrimoniales del museo fomentando la curiosidad y la reflexión y dar a conocer las costumbres de diferentes clases sociales de la época”, explicó Natalia González, Encargada de Educación del Museo.

Así finalizó una intensa semana llena de oportunidades para celebrar la ciencia y la tecnología en familia o junto a compañeros y docentes, quienes pudieron aprender más allá de la sala de clases la necesidad de generar este tipo de espacios poco comunes.