18
Sáb, Nov

Escolares aprendieron la ciencia de la inocuidad alimentaria

Opciones de Texto

inocuidad

La Fiesta de la Inocuidad, congregó a 1000 estudiantes en el Jardín Botánico UTalca quienes se informaron sobre la importancia de una alimentación segura.

 

Una experiencia  inédita en el país en cuanto a la formación ciudadana se generó desde el Maule. Se trató de la Feria de la Inocuidad, que organizó la Universidad de Talca, a través de su Dirección de Responsabilidad Social Universitaria en conjunto con la empresa PF Alimentos y con el patrocinio de la Agencia Chilena para la Inocuidad y Calidad Alimentaria (ACHIPIA).

El evento consistió en una gran fiesta donde los principales actores de la industria de los alimentos, mostraron a través de experiencias lúdicas e interactivas, el trabajo que realizan en la reducción de los riesgos alimentarios, y en la formación de una cultura que valore a la inocuidad alimentaria como un bien público, debido a la importancia que tienen los alimentos para nuestras vidas.

Michel Leporati, secretario ejecutivo de Achipia, indicó que generar una cultura de inocuidad de los alimentos es fundamental en cuanto a la prevención de los problemas asociados al consumo de alimentos.   “Nuestro país tiene un profunda vocación alimentaria, lidera a nivel internacional, y sus políticas públicas han logrado  un elevado estándar de inocuidad alimentaria que se refleja en que la población no se enferma masivamente por el consumo de alimentos y que colocamos nuestros productos en los mercados más exigentes del mundo”, señaló Leporati.

En este mismo sentido, el prorrector de la Universidad de Talca, Pablo Villalobos, indicó que para la casa estudios es fundamental liderar este tipo de iniciativas: “Para nosotros es muy relevante señalar a la comunidad a importancia de la inocuidad alimentaria, tenemos Centros Tecnológicos relacionados con el tema alimentario, donde nuestros investigadores innovan para introducir mejoras y adelantos, tanto para tener una industria responsable como una comunidad sana”, indicó el prorrector.

Teatro y laboratorios interactivos

Según Frank Yiannas, líder internacional en inocuidad, los actores principales para crear una cultura en la sociedad son los líderes y los escolares. Es por esto que un equipo multidisciplinario de PF Alimentos, RSU – Explora UTalca y Achipia, diseñaron un espectáculo educativo que permitiera la convergencia de estos dos mundos: “Es vital generar instancias de educación ciudadana, como esta feria que demuestra una sinergia entre diferentes actores, donde la industria muestra su trabajo y los escolares se apropian del mensaje de la inocuidad, para que lo divulguen en sus comunidades”, explicó Iván Coydan, Director de RSU-Explora UTalca.

“Desarrollar cultura de la inocuidad es un activo estratégico para la industria, ya que como bien social, influye directamente en la calidad de vida de las personas. Con la fiesta de la Inocuidad, buscamos generar un modelo de innovación social que facilite cambios en la mejora de procesos tanto en la industria como en la vida cotidiana de las comunidades”, afirmó Jaime Labbe, gerente de calidad e innovación de PF Alimentos.

La Fiesta de la Inocuidad, convirtió al Jardín Botánico en un gran laboratorio donde más de 1000 niños de Talca, Maule, San Javier, Pelarco, Retiro, San Rafael, Constitución y Pelluhue, aprendieron la ciencia de la inocuidad alimentaria, a través de la obra de teatro “La Cocina no es Cochina” de la compañía La Farola, y por medio de Stands de experiencias científicas interactivas.

“Lo pase muy bien en la fiesta, aprendí que hay que separar la comida para evitar la contaminación cruzada y lavar bien tanto las mano como los alimentos para que no nos enfermemos”, dijo  Laura Vargas, estudiante del Liceo Santa Marta de Talca.

Una de las experiencias destacada fueron la cocina móvil interactiva de Centro de Alimentos Procesados (CEAP) y el Laboratorio Móvil “El Fantástico Mundo de los Microorganismos” del Departamento de Microbiología de la Universidad de Talca.