27
Sáb, Ago

Las caras de Marte

Opciones de Texto

En 1976, mientras exploraba zonas de Marte aptas para el posible aterrizaje de naves terrestres en un área llamada Cidonia, la nave espacial Viking I captó la imagen de una extraña formación rocosa con la apariencia de un rostro humano, muy similar a las representaciones que los antiguos egipcios hacían de sus faraones. La polémica no se hizo esperar: ¿podía existir vida inteligente en Marte, capaz de construir edificaciones tan extensas? (La formación mide cerca de tres kilómetros de largo.)

Los científicos señalaron que la supuesta cara correspondía a una meseta, relieve geográfico muy abundante en Cidonia. La fotografía, dijeron, no era sino el resultado de la unión de una iluminación y ángulo de toma muy particulares.

Pese a las explicaciones oficiales de la NASA, la "cara de Marte" rápidamente se transformó en un icono de la cultura popular: apareció en revistas, programas de radio y ¡hasta en una película!

Fue necesario otro viaje, esta vez de la nave Mars Global Surveyor, en abril de 1998, para que se descartaran las hipótesis extrañas. Una nueva fotografía, un año después, reconfirmó que en Cidonia había sólo rocas, arena y un imponente paisaje de relieves, sin relación con un rostro humano.