Joaquín Luco Valenzuela

Opciones de Texto

66e8215c782a44521482ab938e79c393 Generic

Premio Nacional de Ciencias año 1975

Area Ciencias y Tecnología : Neurofisiología

De sabio, poeta y loco, todos tenemos un poco

Premio Nacional de Ciencias por su desempeño como neurofisiólogo experimental y sus investigaciones de los procesos que rigen la memoria.

Hay una anécdota que retrata de cuerpo entero al Dr. Luco. En una ocasión, su padre (también médico), cansado de atender a dos ancianas que lo llamaban casi todos los días, le pidió a él que fuera a verlas. Al llegar al domicilio, en bicicleta y con su maletín de doctor, lo confundieron con el gásfiter, y lo condujeron al baño donde le mostraron el inodoro.

El Dr. Luco subió las mangas de su camisa y procedió a reparar el artefacto. Cuando las dueñas de casa le consultaron por el valor de su trabajo, les dijo que esa parte era gratis, pero que la consulta médica sí que la iba a cobrar… Y luego, como si nada, procedió al examen correspondiente, mostrando a este hombre de ciencia que supo conjugar siempre el rigor de lo científico con el goce de la vida.

Nació en Santiago, el 18 de Julio de 1913. Luego de terminar su enseñanza media (Humanidades en ese entonces) en el Instituto Nacional, ingresó a la Escuela de Medicina de la Universidad Católica donde se tituló, en 1936, presentando una Memoria que mereció ser premiada por la Sociedad Médica de Santiago al ser considerada como el mejor trabajo de investigación de ese año. Después de recibirse, viajó a la Universidad de Harvard, donde bajo la supervisión del eminente científico Walter Cannon, se formó como neurofisiólogo desarrollando una tesis sobre transmisión sináptica. A su regreso a Chile, junto con asumir la cátedra de Fisiología General y, más tarde la Dirección, en la Escuela de Medicina de la Universidad Católica, inicia una etapa de investigación y difusión de la ciencia en todos los ámbitos de la actividad nacional. Durante toda su permanencia en la Universidad fue un innovador permanente en todos los quehaceres de su área de competencia.

En esa etapa investigó cómo aprende el sistema nervioso y realiza su famoso experimento, que consistió en amputar la dos patas delanteras de una cucaracha, con las que ellas limpian sus antenas y descubrir, con sorpresa, que las patas centrales aprendieron a desarrollar la misma tarea. Al perfeccionar este experimento logra impactar mundialmente el ámbito científico al demostrar que las neuronas son capaces de aprender y que el cerebro puede delegar tareas para concentrarse sólo en lo más importante.

Fue Profesor Visitante en 9 universidades y centros de investigación: en España, Estados Unidos, Inglaterra, Suecia, Argentina, México y Uruguay y recibió distinciones de universidades, academias y sociedades científicas nacionales. En 1975 recibe, en Chile, el Premio Nacional de Ciencias. Desarrolló una interesante actividad artística y literaria y de esta última merecen destacarse los cuentos “Cochamó” y “La casa de Cartagena”. Al fallecer su hermana, Marta, en Marzo de 1988, le dedicó esta sentida estrofa:

"Mis ojos se abrieron

gracias a tus ojos cerrados"

Él, a su vez, fallece en Santiago el 19 de julio de 2002, un día después de cumplir 89 años.

"Logra impactar mundialmente el ámbito científico al demostrar que las neuronas son capaces de aprender y que el cerebro puede delegar tareas para concentrarse sólo en lo más importante"