Sidebar

23
Lun, Oct

Programa de ciencia entretenida en escuelas llega a la región de Coquimbo

Opciones de Texto

Cultura CTI se denomina la iniciativa que implementa actividades como reciclaje, robótica y astronomía directo en la sala de clases. Profesores trabajan codo a codo con investigadores y, los niños, experimentan con ciencia y tecnología en primera persona y que tuvo su lanzamiento en la ciudad de Coquimbo.


Nota y fotografías por CONICYT. 

Imprimir toda clase de objetos en 3D; armar sus propios robots utilizando kits y experimentar con genética, todo esto realizado por niños, niñas y jóvenes en la sala de clases. Desde el próximo 27 de septiembre, un total de 24 colegios de la Región de Coquimbo se incorporarán a una iniciativa inédita para la enseñanza de la ciencia en el país. Como parte de un programa implementado de manera conjunta entre profesores y científicos, establecimientos educacionales públicos de las comunas de Andacollo y Coquimbo, podrán acceder a actividades como estas, en sus propias escuelas.Coquimbo 8 768x506

La iniciativa, denominada “Cultura CTI”, busca acercar estos contenidos a los estudiantes bajo metodologías participativas, donde la clave es conseguir que el alumno sea protagonista en su proceso de aprendizaje. Para ello, cada colegio tuvo que escoger proyectos del Catálogo de Iniciativas de Cultura CTI, conformado por 32 propuestas desarrolladas por expertos de universidades y destacados centros de investigación, las cuales fueron evaluadas previamente por un panel de expertos.

El lanzamiento de la iniciativa se realizó en el Colegio José Agustín Alfaro, Tierras Blancas, de Coquimbo, reuniendo autoridades de la Comisión Nacional de Investigación Científica y Tecnológica, CONICYT; del Programa de divulgación de la Ciencia, Explora, la Seremía de Educación de la Región de Coquimbo, profesores y oferentes de Cultura CTI y la comunidad de docentes y alunmos del Colegio.

“Estamos iniciando un trabajo en conjunto con quienes tienen la mirada de la ciencia y la tecnología- académicos universitarios, integrantes de centros de investigación- que hacen una oferta participativa de contenido; y, del otro lado, los profesores, que trabajan, día a día, en enseñar y motivar a nuestros niños. El objetivo final de esto, en términos país, es mejorar la calidad de la educación. No se trata de que todos los estudiantes sean científicos, sino que ojalá desarrollemos el pensamiento crítico. Creemos que este programa tiene las virtudes de trabajar en pos de ese objetivo, integrando a toda la comunidad educativa”, destacó el director ejecutivo de CONICYT, Christian Nicolai.

En tanto, el seremi de educación de la Región de Coquimbo, Pedro Esparza, comentó “estamos llevando adelante un conjunto de trasformaciones de nuestro sistema educativo, que nos permiten instalar la educación como un derecho social. Hoy relevamos Cultura CTI y cómo estamos innovando, efectivamente, en la enseñanza de las ciencias. Lo más importante es entender que, la ciencia y la tecnología hay que vivenciarlas. No basta el pizarrón, no basta la clase formal, hay que generar una experiencia. La enseñanza de la ciencia no tiene que ser sólo para el niño aplicado y buen alumno, sino que para todos ”.CUlturaCTI

Implementada por CONICYT a través de su Programa Explora y el Consejo Nacional de Innovación para el Desarrollo, CNID; Cultura CTI se llevó a cabo durante todo 2016 como programa piloto en tres escuelas públicas en la comuna de San Joaquín y nueve de la Región de los Ríos, donde continúan ejecutándose con excelentes resultados. Ahora, las escuelas de Coquimbo y Andacollo se suman escogiendo 20 iniciativas que apuntan a temáticas como reciclaje, biología, astronomía, robótica y ciencias naturales.

Tras este proceso de selección -en el que participaron representantes de toda la comunidad educativa-, comenzará a ejecutarse un proceso de codiseño, donde maestros y científicos tendrán la misión de mejorar la propuesta, ajustándola a la realidad de cada grupo escolar. Esta importante etapa se iniciará el próximo miércoles 27 de septiembre, en una reunión colectiva, donde asistirán los integrantes de las 24 escuelas y los artífices de los proyectos CTI escogidos.

“Para mí, que soy profesora de la Región de Coquimbo, es muy importante y enriquecedor participar de este proceso, porque nos da la posibilidad de insertarnos en la Cultura CTI. Queremos que en mi escuela, no sólo los profesores de ciencias naturales, se empapen del método científico y puedan innovar en sus prácticas pedagógicas. De verdad ésta es una experiencia fantástica, sobre todo, porque permite a los alumnos de nuestro colegio- que aunque es de alta vulnerabilidad, ha desarrollado un fuerte trabajo en CyT- abrir su mente y enfrentarse a nuevas experiencias. Finalmente, todo esto, beneficia a nuestros niños”, comentó Iscela Maureira, profesora de Ciencias Naturales del Colegio José Agustín Alfaro, Tierras Blancas, Coquimbo.

Esta primera reunión de Cultura CTI Coquimbo representa, además, una de las primeras acciones que se inscriben del proyecto de Nueva Educación Pública, que comienza a ser implementado por el Ministerio de Educación en 14 comunas y 237 establecimientos educacionales del país, alcanzado en total a más de 57 mil estudiantes del país. Se busca crear un nuevo sistema de educación pública, que mejore la calidad de la enseñanza y potencie, entre otros aspectos, trabajos en red como los que propone Cultura CTI.