22
Mié, Nov

Estudiantes de la Región participaron en talleres de oficios inspirados en la naturaleza

Opciones de Texto

Para estimular el conocimiento de los oficios artesanales, como herramienta para salvaguardar estas prácticas tradicionales, el PAR Explora de CONICYT Aysén –del Campus Patagonia de la UACh- realizó hoy la primera versión de los talleres “Al rescate de los oficios”.

Cada taller contempló una introducción teórica de las temáticas científicas que posteriormente abordaron Carol Epuyao (orfebre) y Rodrigo Lizama (tallador) junto a escolares del Liceo Juan Pablo II, Escuela Altamira de Coyhaique y del Colegio Santa Teresa de Los Andes, de Puerto Aysén.

“Nosotros estamos haciendo una vinculación a la orfebrería, trabajando una pieza de cobre, con diseños inspirados en las microalgas. La idea es desmarcar la idea de que la ciencia en algo aburrido, ya que a partir de ella se pueden trabajar cosas entretenidas y artísticas” señaló Epuyao, especialista en joyas con diseños naturalistas.

Epuyao fue acompañada por Gabriela Igor – asistente en Ecosistemas Acuáticos del CIEP- quien, mediante el uso de microscopios, enseñó a los participantes algunas microalgas de canales y fiordos de Aysén.

Por su parte, el tallador Rodrigo Lizama, trabajó a partir de la anatomía de diferentes especies de peces de agua dulce y salada. “Quisimos acercar a los alumnos al oficio de artesano, pero enfocados en la observación científica. En mi taller trabajamos con la técnica de mosaico, donde los escolares pudieron conocer también diferentes tipos de madera local”.

Marisol Barría, directora del PAR Explora de CONICYT Aysén -organizadora de la actividad- enfatizó que “Al rescate de los oficios” tendrá continuidad durante el año. “Tenemos interés en seguir relevando los oficios como parte del rescate cultural, articulando estas actividades con ciencia, para que niños y niñas conozcan nuevos espacios para realizar creaciones artísticas inspiradas en la naturaleza” dijo.

Pablo Lema, profesor de Artes Visuales y Educación Tecnológica del colegio Santa Teresa de Los Andes, celebró la iniciativa. “Me parece muy interesante que se aborden temas locales, con fauna marina, con microalgas, que den la oportunidad de que los niños puedan aprender también sobre su entorno, y conocerlo. Me voy contento y los niños también, con muchas reflexiones positivas” comentó.

Javiera Cea, estudiante del Liceo Juan Pablo II, se refirió al taller como una iniciativa novedosa. “Es algo que nunca había hecho y fue una linda experiencia. La verdad al principio no estaba muy motivada, pero cuando llegué acá y vi el trabajo me gustó mucho”.

La actividad se realizó esta mañana en dependencias del Campus Patagonia de la Universidad Austral de Chile.