18
Sáb, Nov

El genoma humano se tomó el campamento escolar en Picarquín

Opciones de Texto

Alumnos de Arica y Santiago se reunieron en campamento científico, el que durará hasta el sábado en la Región de O´Higgins.

En la Hacienda Picarquín, en la Región de O´Higgins, se efectuó la primera jornada del Campamento Científico y Tecnológico Explora de CONICYT. En la actividad, en la que participan 78 estudiantes de Arica y Parinacota y 77 de la capital, el tema central fue el genoma humano y las investigaciones relacionadas con el poblamiento del continente americano, particularmente, sobre los componentes genéticos de la población que habita en Chile.

Durante esta primera cita, las charlas estuvieron a cargo del Premio Nacional de Ciencias Naturales 2016 e investigador de la Universidad de Tarapacá, Francisco Rothhamer. Del mismo modo, los alumnos pudieron participar de una actividad relacionada con la evolución de la especie, a cargo del antropólogo físico Mario Apata.

¿Por qué somos distintos?

Varias fueron las inquietudes de los estudiantes que resolvió virtualmente el Premio Nacional de Ciencias 2016, Francisco Rothhammer, a través de un video emitido en pantalla grande, en la carpa central del Campamento Explora 2017, en el centro de la Hacienda de Picarquín, Región de O´Higgins.

La participación del científico, a través de este medio, obedeció a su compromiso en la misma fecha con el Proyecto Candela, del cual él es uno de los investigadores principales.

Los temas tratados fueron su elección por la ciencia, las características para ser un buen científico, la movilidad humana y la genética de las poblaciones. El académico de la Universidad de Tarapacá, que desarrolla sus investigaciones en el Laboratorio de Genómica Humana del Instituto de Alta Investigación, ofreció todo su apoyo a los estudiantes en las inquietudes que puedan surgir en el futuro.

Por otro lado, el antropólogo físico, Mario Apata, cautivó a los estudiantes con la charla “100 años de viaje ¿Seguimos evolucionando?”, la que abordó interrogantes como: por qué somos distintos o cuáles son nuestros orígenes, además de hablar del ADN como molécula base de la vida y de los polimorfismos genéticos, entre otras temáticas.
Para el científico, el participar de este campamento fue una gran experiencia. “Los alumnos fueron muy entusiastas y curiosos, lo primero que noté es que estaban muy atentos a la presentación, perceptivos al mensaje y dispuestos a preguntar y responder”, dijo.

Por otro lado, destacó la participación de estudiantes de dos regiones tan distantes, quienes comparten realidades y características distintas entre sí. Apata destacó que como observador genetista, es difícil separarse del estudio que lo apasiona. “Con la genética uno ve la sociedad en general y se da cuenta de que hay gente de pigmentación y cabellos más oscuros o más claros, es decir, existe diversidad. Me pasa que, además de ver las características, entiendo por qué existen estas diferencias y es que la evolución ha querido que seamos distintos”.

Para Renato Núñez, estudiante del Colegio Juan Pablo II de Arica, las exposiciones sobre genética humana le aportaron nuevos conocimientos. "Me llamó la atención cuando nos explicaron temas importantes de la genética que permitieron entender mejor de dónde venimos. Me gustaría aprender más sobre esto", dijo.

Finalmente, Constanza Álvarez, alumna del Liceo José Toribio Medina de Ñuñoa, comentó que las exposiciones fueron súper didácticas. "Además fueron charlas interactivas donde todos pudimos participar. Sobre el video del profesor Francisco Rothhammer, encuentro que explicó muy bien y se entendió todo. Me gustó".