Sidebar

18
Mié, Oct

Alumnos ariqueños encantados con la etnomatemática

Opciones de Texto

Observaron figuras geométricas desde un dron

Sesenta alumnos de tres establecimientos educacionales de Arica, vivenciaron las matemáticas relacionadas con geoglifos, pukaras y textiles, en dos versiones de la Academia de Etnomatemática, dictada por el Proyecto Asociativo Regional Explora de Conicyt Región de Arica y Parinacota, siendo la única actividad de este tipo desarrollada a nivel nacional.

 

Sólo el ladrido de un perro puede romper un breve silencio a las 10 de la mañana, mientras un grupo de estudiantes de enseñanza media observa las figuras realizadas por acumulamiento de piedras, que forman camélidos, en una pequeña caravana que da vida al panel de geoglifos La Tropilla, en la ladera sur de un cerro del valle de Azapa.

Dependiendo de la hora y del sol que impere, las figuras humanas en actitud danzante se verán más o menos destacadas, en esta ruta de animales que representa el intercambio de bienes entre la costa y las tierras altas, de una población que durante miles de años aprendió a dominar el desierto más árido del mundo.

El sonido de un potente dron, con el que es posible observar lo que a simple vista no se ve, inunda con su movimiento y muestra la caravana, que en un segundo parece cobrar vida en un cerro o malku protector del mundo andino. Manuel Barraza, académico de la Escuela de Ingeniería Eléctrica Electrónica de la Universidad de Tarapacá, es quien provee las imágenes en alta resolución de la majestuosidad de estas obras de arte, que como señales camineras entregaron información a quienes transitaron por este lugar. Durante 12 minutos, el dron de alta gama, por primera vez sobrevuela una zona de geoglifos milenarios.

Ésta fue una de las salidas a terreno de los alumnos del Liceo Pablo Neruda y Colegios San Marcos y San Jorge de la ciudad de Arica, que participaron en la  Academia de Etnomatemática, diseñada y desarrollada por el Proyecto Asociativo Regional Explora de Conicyt Región de Arica y Parinacota en dos versiones.

 

PRINCIPIOS MATEMÁTICOS

Las grandes figuras fueron diseñadas y construidas en equipo, donde al menos intervinieron tres personas, señalan los historiadores, e implicaron varios principios matemáticos como traslación, rotación y simetría; además de las distancias, importantes a la hora de realizar estos dibujos inclinados, y las formas geométricas presentes que hoy son estudiadas desde la etnomatemática.  

Ángulos, magnitud, punto, origen, intersección, desviación estándar, fractal, simetrías, cuadrados, triángulos y exágonos, son algunos de los elementos matemáticos que están presentes en los grupos culturales, que expresaban y realizaban prácticas técnicas para resolver las propias necesidades que tenían en su contexto. Así surge la etnomatemática.

El Cerro Sagrado fue otro panel de geoglifos visitado por los estudiantes junto a un equipo selecto de profesionales que describieron los sitios. La historiadora Patricia Arévalo trasladó mágicamente a sus interlocutores a la época en que probablemente se crearon las grandes figuras humanas presentes, además de serpientes, lagartos y camélidos observables desde lejos, en las que se encuentran polígonos, círculos y rombos.

El Pukara San Lorenzo, una aldea con terrazas donde se efectuaba intercambio recíproco de alimentos, posee restos de construcciones habitacionales y una vista estratégica del valle y fue otro de los lugares considerados en las visitas guiadas por los expertos. Aquí los alumnos realizaron un registro planimétrico del sitio, identificando elementos geométricos tales como polígonos regulares e irregulares presentes en las piedras que siguen un mismo patrón en las terrazas. En estas tareas y a lo largo de la academia, fueron apoyados por los académicos de matemáticas Carolina Condori, Iván Aguirre y Gino Maqui. Este último graduado en Cuzco, Perú, actualmente realizando su doctorado en Brasil, y en una corta pasantía en la Universidad de Tarapacá.

 

PATRIMONIO TEXTIL

Pero la etnomatemática llevó a los alumnos participantes más allá, pues también conocieron de la antropóloga Andrea Chamorro los principios matemáticos presentes en el patrimonio textil de la región. Se realizó una dinámica con la evolución de prendas a través de la historia y se contó una experiencia sobre la extinción de este quehacer en una comunidad altiplánica. La academia convocó a distintas tejedoras, que mostraron su arte textil in situ, trabajando en sus telares las lanas de camélidos y los diversos productos con saltas o figuras aprendidas generacionalmente.

El trabajo final de los alumnos, después de varias sesiones en terreno y en aula, implicó la identificación de la etnomatemática en los elementos patrimoniales de la región, valorando los saberes matemáticos de los ancestros. El resultado derivó a  exposiciones grupales, construcción de relatos de los lugares visitados, reconstrucción de figuras, diseños de telas y geoglifos de acuerdo a los principios matemáticos que fueron repasados en clases. La academia brindó a los alumnos ariqueños la posibilidad de ver su patrimonio desde otra perspectiva, donde las matemáticas, la antropología y la tecnología fueron los mejores socios.

 

ATRACTIVO PEDAGÓGICO

Mónica Navarrete, directora del Proyecto Asociativo Regional Explora de CONICYT Región de Arica y Parinacota, señaló que la actividad se inserta en una región con un gran patrimonio intercultural e inmaterial, “visualizar los principios matemáticos presentes en una cultura milenaria, por supuesto que es atractivo pedagógicamente; pero también lo hace interesante porque intenta que los estudiantes valoricen su patrimonio descubriendo la gran capacidad lógica y el pensamiento matemático que tenían nuestros ancestros, eso hace muy particular a nuestra región”.

 

Noticia Relacionada:

Enfoques y Gráficas  ->
  Academia de Etnomatemática