Sidebar

23
Sáb, Sep

¿Por qué se acumulan macroalgas en las costas?

Opciones de Texto

Las macroalgas marinas son los representantes de mayor tamaño de un grupo de organismos fotosintéticos, con un origen muy antiguo (cerca de 1.600 millones de años), siendo consideradas como los primeros organismos eucariontes.

Su principal característica es que son formadas por muchas células, a diferencia de las microalgas, que son mayoritariamente unicelulares. Además, son la base de casi todas las comunidades marinas costeras y representan fuente de alimento, refugio y en algunos casos, hábitat para un sinnúmero de invertebrados y peces marinos.

¿A qué se debe que las encontremos acumuladas en las costas? El académico del Departamento de Ciencias Acuáticas y Ambientales, Luis Tapia M., nos responde.

"Las macroalgas varan porque el tamaño de ellas se hace limitante, es decir, sus mecanismos de sujeción al fondo son insuficientes para soportar el tamaño al que llegan, y es que pueden crecer mucho y muy rápidamente. Ahora ¿por qué llegan a ese tamaño en tan corto tiempo al igual que la microalga? Porque algo está pasando en el ambiente que está facilitando su proliferación.

Pueden ser los nutrientes – que son los desechos orgánicos que botamos los seres humanos o los inorgánicos – y porque también hay muchas de éstas en el mar. Cuando hay muchas macroalgas viene una braveza de mar o una marejada poderosa y llegan todas a la costa, pero eso es natural, es la forma normal en que se renuevan los sustratos marinos.

Siempre he escuchado que las algas se ponen hediondas, pero las algas no se ponen hediondas porque son vegetales, lo que se pone hediondo son los organismos animales que viven asociados al alga, muchos tipos de crustáceos, moluscos incluso huevos de peces. Estos organismos también mueren y se empiezan a descomponer. El alga al tiempo también se descompone, pero normalmente las algas se secan antes de descomponerse, entonces la culpa del mal olor es de los animales.

Como todo proceso de descomposición no genera ningún daño para el ser humano. Lo que está sucediendo ahí es una acción bacteriana, se están pudriendo las algas, entonces asociada a cualquier pudrición justamente aparecen otros vectores que podrían ser negativos para el hombre como las moscas y ratones. Esos sí son vectores negativos, pero las algas en sí son beneficiosas.

Si alguien se diera el trabajo de recolectar esas algas y ponerlas a secar, a lo mejor hasta podrían servir porque en muchos lugares algas en descomposición se usan como abono".