26
Mié, Jul

¿Sabías que los volcanes se desgasifican?

Opciones de Texto

La desgasificación de un volcán corresponde a la pérdida de gases del magma que se encuentra en profundidad o en la superficie. Los magmas contienen volátiles como el CO2, H2O y SO2 (dióxido de Carbono, agua y dióxido de Azufre) que se encuentran disueltos a grandes profundidades. Cuando el magma se acerca a la superficie, los gases son liberados y se escapan del sistema magmático, a la roca y/o aguas subterráneas que lo rodean, o directamente a la atmósfera.

Muchos de los volcanes que conocemos y que hemos visto en la cordillera tienen asociado un reservorio magmático o cámara magmática, que puede estar a varios kilómetros de profundidad.

Esta cámara puede experimentar procesos como la desgasificación, intrusión de nuevo magma que viene de mayores profundidades, generación de cristales y movimiento interno de partes del magma, entre otros, estos pueden impulsar el ascenso de magma a la superficie. Muchas veces estos procesos tienen como consecuencia un aumento o disminución de su actividad, medida con instrumentación especializada en la superficie, y no siempre el magma será capaz de llegar a la superficie para generar una erupción.

FUENTE: José Luis Palma, Geólogo, PhD en Volcanología, académico del Departamento de Ciencias de la Tierra de la Universidad de Concepción.