Emilia Díaz: Contra la marea roja

Opciones de Texto

Terminó en las aulas de ingeniería en Biotecnología porque no se pudo decidir: “Pensaba estudiar física, pero también quería hacer biología y química. Al final, decidí entrar a ingeniería porque ahí podía estudiar las tres y decidir después” cuenta esta joven.

El mismo interés transversal a la ciencia llevó a Díaz a crear, cuando aún estudiaba, la empresa Kaitek Labs, cuyo primer proyecto fue el Red Tide Detection Kit, un biosensor que permite detectar la presencia de toxinas de la marea roja y así evitar los problemas derivados de la ingesta de mariscos contaminados.

“Es parecido a un test de embarazo: una varilla que pones en el agua y esperas a que cambie de color; si hay contaminación se pondrá rojo, si no, azul. El cambio de color lo provoca una bacteria que hemos diseñado para medir la cantidad de toxina en el ambiente y saber si es peligroso para las personas”, explica. La idea, que le valió el premio Her Global Impact 2015 (reconocimiento que desde el año pasado premia a mujeres innovadoras chilenas) nació en un curso de biología sintética: “Ahí se me ocurrió la idea de usar bacterias como computadores, lo que ahora llamamos nuestros biosensores o computadores bacterianos”. El resto del camino ha sido trabajar en el perfeccionamiento del producto.

¿Cuáles ha sido la mayor dificultad para llevar a cabo este proyecto?

Que no me creyeran. En Chile siempre me pasa que alguien viene a decirme"imposible que te resulte esta cuestión", mientras que afuera hemos tenido profesores y líderes de industria que han apostado por nosotros.

 

Fuente: Revista Chile tiene su Ciencia Nº 6. Diciembre 2015.  Ver otros contenidos de la revista.