Veda: el cuidado de las especies marinas basado en investigación científica

Opciones de Texto

Pescadores artesanales, la autoridad pesquera y la comunidad, celebró recientemente el Día de la Merluza, por el fin de su temporada de veda. Junto a ella, otros peces, mariscos y crustáceos cuentan con lapsos de cuidado especial para asegurar su conservación, un desafío de los equipos multidisciplinarios de científicos, en cuyas investigaciones se sustentan estas prohibiciones de pesca y captura.  

Cada cierto tiempo, algunas de las especies marinas que consumimos deben mantenerse fuera de nuestros platos y caletas. Son los llamados periodos de veda, determinados por numerosas investigaciones científicas multidisciplinarias, realizadas por el Comité Científico Técnico de la Subsecretaría de Pesca y Acuicultura (Subpesca) y el Instituto de Fomento Pesquero (IFOP), junto a universidades y laboratorios, durante todo el año.

Desde 1929, cuando fue publicado el primer marco legal que protegía la fauna terrestre y acuática del país, que las vedas son parte de los mecanismos gubernamentales de protección para las especies en peligro. Su base científica, es dada por investigadores que recorren el país monitoreando las condiciones biológicas y oceanográficas de la flora y fauna marina, desde la costa o en buques de investigación, como el Abate Molina o el Cabo de Hornos. 

Entre las últimas medidas decretadas, está la veda extractiva de la macha (Mesodesma donacium) que prohíbe su captura y venta (Decreto Exento N° 524) hasta el año 2022, en las regiones de Valparaíso, O’Higgins y El Maule. Esto porque los análisis científicos han demostrado una reducción de sus arrecifes de un 70% a nivel nacional, en las últimas tres décadas. 

En el caso de la merluza común (Merluccius gayi gayi), su veda se extendió durante septiembre, momento en el que atravesaba por un periodo biológico crítico, como es el desove o reproducción. Esta fase fue monitoreada con equipos acústicos, que por medio de impulsos de sonido pudieron indicar la cantidad de especímenes para determinar abundancia. 

¿Por qué es importante respetar la veda? Gabriel Jerez, biólogo marino del Departamento de Pesquerías de Subpesca, responde. “Porque cumplir con las medidas administrativas y de conservación permite, en el corto plazo, detener el deterioro de una pesquería (la cual contempla siempre tres ámbitos: recurso, la flota o usuarios y el mercado) y permitir su renacimiento o recuperación a largo plazo”. 

En este sentido, el científico de la autoridad pesquera agrega que la prohibición también permite “introducir actitudes de cuidado con el medioambiente, convicción en la responsabilidad individual de cuidar la fuente de trabajo y generar un incremento en la autoestima ante la sociedad por mostrar niveles crecientes de profesionalismo en el ejercicio del oficio de pescador artesanal”, agrega. 

Para la directora ejecutiva de la organización internacional de conservación marina Oceana, Liesbeth van der Meer, la veda beneficia a pescadores, consumidores y al ecosistema. “Recordemos que, actualmente, el 60% de las pesquerías chilenas se encuentran agotadas o sobreexplotadas, es decir, si no tomamos medidas urgentes y en el corto plazo, corren el riesgo de desaparecer”, dice la médica veterinaria y magíster en manejo de recursos naturales y sustentabilidad ambiental.

Fiscalización y rol ciudadano en la conservación marina

Sernapesca fiscaliza el cumplimiento de la medida, con planes de inspección de carácter reservado, por razones de seguridad. Los infractores son sancionados con las penas contempladas en la Ley General de Pesca y Acuicultura. 

“El consumidor final tiene el poder para decidir si una actividad pesquera se mantiene en el ámbito legal o ilegal. El consumidor debe conocer la legislación y su fundamento. Las medidas de conservación están cada vez más orientadas la colaboración de los propios usuarios en el cuidado de sus recursos”, explica el científico Jerez. 

Coincide la líder de Oceana, en que los ciudadanos tenemos un importante papel que cumplir en la conservación de nuestras especies marinas. “Es muy necesario que toda la cadena de comercio esté alineada con la medida; los pescadores y comerciantes respetando la época de veda, y los consumidores, evitando comprar productos vedados. Solo así esta disposición tendrá un efecto positivo”, dice Van der Meer.

La autoridad pesquera hace un llamado a la comunidad a ser responsables en su rol de consumidores, estar informados y a denunciar la extracción y comercialización de las especies protegidas en sectores no autorizados. Quienes deseen saber cómo ayudar activamente pueden llamar al fono 800-330-066 o escribir al correo electrónico Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo..  

Comités Científicos Técnicos Pesqueros

  • Comité Científico de Recursos Bentónicos 

           A cargo de caracoles, lapas, locos, machas, pepinos de mar, ostras chilenas, almejas, pulpos de norte y pulpos del sur, entre otros. 

  • Comité Científico de Pesquerías de Pequeños Pelágicos

           A cargo de anchoveta, sardina española, sardina común y sardina austral.

  • Comité Científico de Pesquería Pelágica de Jurel
  • Comité Científico de Recursos Demersales Zona Centro-Sur

           A cargo de merluza común, raya volantín, pejegallo, reineta y jibia.

  • Comité Científico de Recursos Demersales Zona Sur Austral

           A cargo de la merluza del sur, congrio dorado del norte, congrio dorado del sur y merluza de tres aletas.

  • Comité Científico de Recursos Demersales de Aguas Profundas

           A cargo del bacalao de profundidad, merluza de cola,  besugo, alfonsino y orange roughy.

  • Comité Científico de Recursos Crustáceos Demersales

           A cargo del camarón nailon, langostino amarillo y langostino colorado.

  • Comité Científico de Recursos Altamente Migratorios, Condrictios y Biodiversidad

           A cargo de pez espada, picudos y atunes, además de peces de aguas continentales en general más aves y reptiles marinos. También analizan  cambio climático, áreas protegidas y enfoque ecosistémico.