Estudiantes magallánicos viajan a Estados Unidos a participar de la Feria Científica y Tecnológica más importante del mundo

Opciones de Texto

Con maletas llenas de pasión por la investigación científica, los estudiantes de tercero medio del Colegio Luterano, Pablo Sanhueza y Gianfranco Cavallieri y su profesor Alan Maldonado, emprenden este viernes el viaje para participar de la Feria Internacional de Ciencia y Tecnología, Intel ISEF (en inglés conocida como International Science and Engineering Fair) en la ciudad de Los Ángeles, California en Estados Unidos. Evento científico de relevancia mundial que congrega a más de mil 800 jóvenes científicos de más de 75 países, regiones y territorios.

Oportunidad a la que accedieron tras resultar ganadores de la Categoría Educación Media del Congreso Nacional Escolar de Ciencia y Tecnología 2016 del Programa Explora de CONICYT con su ya premiada investigación que lleva por nombre: “Asociación floral del ladrón de néctar Bombus Terrestris y su grado de dispersión en Magallanes”.

Trabajo donde explican que esta especie introducida con fines de polinización comercial de cultivos frutales ha generado una disminución en la especie nativa Bombus dahlbomii, que es cada vez más difícil de hallar en jardines y campos de nuestra región. Lo anterior plantean, ocurre por la conducta generalista del Bombus terrestris para colonizar ambientes, logrando así incurrir en el nicho ecológico del Bombus dahlbomii, al visitar los mismos recursos florales.

Ellos comentan cómo se han estado preparando durante las últimas semanas, y cuáles son sus expectativas previas a esta feria internacional que se lleva a cabo del 14 al 19 de mayo. “Nosotros estamos como emocionados y ansiosos de estar allá, y también estamos preocupados de hacerlo bien, de prepararnos lo mejor posible para dejar bien puesto el nombre de la Región de Magallanes y de Chile”, destacó Pablo Sanhueza, y su compañero Gianfranco complementa: “Estamos súper ansiosos y algo nerviosos, porque sabemos que vamos a una feria muy importante, y  difícil de llegar, por lo tanto, estamos preocupados de que todo salga bien”.

Para efectos de ello, han estado repasando sin descanso la Bibliografía y arreglando su presentación en inglés. “Estamos releyendo, leyendo papers, preparando nuestra presentación en inglés, el idioma ha sido lo que más hemos trabajado. Yo (Gianfranco) no manejo tanto el idioma, ese es como la barrera más grande que debemos enfrentar. Porque en español nos podemos explayar más, pero el inglés que no es nuestro idioma nativo, como que igual nos limita un poquito. Lo bueno es que hemos tenido una hora extra a la semana con nuestro profesor de inglés del colegio para ayudarnos a preparar nuestra presentación”, relatan.  

Más allá de la relevancia de la gran competencia que tendrá lugar durante esta feria, lo más importante para ellos es la experiencia que adquirirán al conocer jóvenes motivados por la Ciencia de otras culturas y países. “Vamos a ver proyectos de muy alto nivel en Tecnología, en Ciencias Biológicas, Ciencias de la Salud, entonces no sé si un pequeño abejorro pueda competir contra eso (entre risas). De hecho en esta feria participa gente de distintos países, no sé el número exacto, como 73 países, que en total son más de mil chicos de todo el mundo. Además, que nunca hemos viajado fuera del país, salvo Argentina en las vacaciones de verano. La verdad es que cuando comenzamos con la investigación lo más que aspirábamos era viajar dentro de la región a las Ferias de Puerto Natales y de Porvenir o al Congreso Regional, jamás nos imaginamos llegar tan lejos estudiando un abejorro”, comentan.  

Por su parte, el profesor Alan Maldonado está muy contento de los logros alcanzados por sus estudiantes y manifiesta que: “Siempre han sido un orgullo, y esto es el premio a su trayectoria, al esfuerzo de ellos, a todas las horas de dedicación. Los he visto de cabeza estos últimos días trabajando, preparando la presentación en inglés, el colegio los apoyó con horas extra, Gianfranco tomó un curso de inglés, Pablo ya lo tenía, entonces se están complementando entre los dos, ha sido una ardua labor esta fase de preparación. Entonces se espera cerrar este exitoso ciclo con una gran participación en este magno evento internacional que es la Intel ISEF”.    

Los importantes logros obtenidos por Pablo y Gianfranco son también una motivación para que estudiantes de segundo ciclo básico y de enseñanza media se integren al Club de Apoyo a la Investigación Científica Escolar (CAICE) del establecimiento. “Nosotros con los CAICE estamos trabajando en el Río San Juan, con niños desde quinto básico a cuarto año medio, estamos con distintas temáticas, pero siempre ligado a ecología. Esta investigación es avanzada, pero se nos están integrando los niños de quinto, sexto y séptimo básico, entonces estamos armando el recambio pensando que les queda poco tiempo a los mayores”, concluyó.