18
Mié, Ene

¿Sabías que la ecuación E=mc2 implica que no se puede acelerar una partícula a la velocidad de la luz?

Opciones de Texto

La famosa ecuación de Einstein, E=mc2, que debe ser la única ecuación de la física que se reconoce en la calle, es una de las consecuencias más importantes de la Teoría de la Relatividad de Albert Einstein. El postulado de que la velocidad de la luz debe ser la misma para cualquier espectador significa además que nada puede moverse a mayor velocidad que ella. Esto quiere decir que si utilizamos energía para acelerar algo, una partícula o una nave espacial, su masa aumenta, por lo que se hace más difícil seguirla acelerando, entonces, acelerar una partícula hasta la velocidad de la luz sería imposible porque exigiría una cantidad infinita de energía.

La masa y la energía son equivalentes, como se resume en la citada ecuación, y uno de sus usos más polémicos fue en el desarrollo de la bomba atómica. Se advirtió que si un núcleo de Uranio se fisiona en dos núcleos con una masa total ligeramente menor, se liberará una tremenda cantidad de energía, esto condujo al proyecto Manhattan y finalmente a las bombas que explotaron sobre Hiroshima y Nagasaki en 1945.

Fuentes: “El Universo en una cáscara de nuez”, Stephen Hawking, Editorial Planeta, 2002