29
Sáb, Abr

¿Por qué en el norte no le sacamos la sal al agua de mar y la utilizamos para regar o para usarla con las personas?

Opciones de Texto

En el norte ya se ocupa el agua de mar para producir agua para beber (potable), sólo que el proceso es muy caro y la cantidad de agua potable que se obtiene no siempre justifica la desalación (así se llame el proceso) del agua del mar. Alrededor de un 40% del agua que se quiere desalar se devuelve al mar.

El proceso más utilizado en Chile para sacar la sal del agua se llama Osmosis inversa, que es el paso de moléculas de agua a través de una placa con orificios o "membrana semipermeable".

Así funciona el proceso: en la naturaleza ocurren procesos de Osmosis como, por ejemplo, las paredes de las células de la piel, que permiten que las moléculas como las del oxígeno o del agua pasen al interior de esta célula, a diferencia de las moléculas de proteínas, que son mucho más grandes y no pueden pasar por los orificios.

La instalación y mantención del proceso en el norte es compleja, porque necesita una persona especialista en la materia, y es de alto costo, porque se necesita de mucha energía eléctrica y equipos de apoyo.

En la ciudad de Antofagasta, el 50% aproximadamente del agua potable proviene del mar. En la ciudad de Iquique, en tanto, algunas empresas mineras utilizan agua del mar desalada en sus procesos industriales.