¿Sabías que las nubes no son livianas?

Opciones de Texto

Muchos hemos exclamado o escuchado “liviano como una nube” para describir alivio. Y no es extraño imaginar que esas lejanas y esponjosas masas de cristales de nieve o  agua suspendida en la atmósfera pesan tan poco que pueden flotar libremente por el cielo. Pero un estudio del Centro Nacional de Investigación Atmosférica de Boulder, Colorado, EEUU, comprobó que la creencia popular es errónea, llegando a pesar 500 toneladas en promedio, unos 83 elefantes.

Para llegar a estos resultados, midieron una muestra de nubes en días soleados mediante la sombra que proyectan justo cuando el Sol está sobre ellas. Detectaron que cada una reúne a 500 millones de gramos de agua, el elemento que les otorga su peso.

Entonces ahora podemos incorporar a nuestro dichos “pesado como una nube” para referirnos a algo o alguien fastidioso. Pocas personas nos entenderán, pero es físicamente correcto.

Fuente: Sciencealert