24
Mié, May

La lengua de los colibríes funciona como una bomba de succión

Opciones de Texto

Una nueva investigación de la U. De Connecticut, Estados Unidos, que se valió del uso de videos en alta velocidad, determinó que la lengua de los colibríes actúa como una bomba de succión elástica que permite a estas aves alimentarse a altas velocidades. Algo imposible de lograr si utilizaran la acción capilar de su lengua para ingerir alimentos, como se creía desde hace casi dos siglos.

La lengua de los colibríes funciona de manera bastante similar a la de una bombilla, pero sin el vacío que forman las mejillas de los usuarios al succionar. Después de volar a toda velocidad hacia una flor, los colibríes aplanan su lengua extendida, la que permanece así hasta que entra en contacto con el néctar de la flor, momento en el cual se llena por completo con éste. Para succionar el alimento, la parte superior de la lengua (o más cercana a la boca) se dobla y queda plana, movimiento que permite al ave usar energía elástica para sacar todo el fluido de la flor y enviarlo directo hacia su boca.

"Hemos demostrado que su lengua funciona como una microbomba elástica", explicó el investigador que dirigió el estudio, Alejandro Rico-Guevara. "El fluido en la punta es impulsado hacia las ranuras de la lengua por las fuerzas que resultan de la re-expansión de una sección colapsada más cercana a la boca", agregó el científico. Esta rápida técnica permite a estas aves succionar entre cinco a 10 gotas de néctar de una flor en 15 milisegundos.

Fuente: Discovery News