28
Mié, Jun

La crianza, estructura social y aislamiento son las causas de la belicosidad en los toros

Opciones de Texto

Las últimas semanas no han sido buenas para los amantes de las corridas de toros. Turistas heridos y un famoso "matador" en graves condiciones son solo algunos de los accidentes que han experimentado, a los que se suman siete muertos en tan solo dos meses, cifra récord para un período tan corto de tiempo.

La agresividad que los toros presentan en las corridas tiene raíz en tres condiciones: la disponibilidad natural de estos animales a la pelea como parte de su estructura social, generaciones de animales criados para la agresión y su total aislamiento de un rebaño.

En su hábitat normal, los toros compiten unos con otros por el dominio del rebaño a través de la antigüedad, la intimidación y el enfrentamiento. Para las corridas y otros eventos que los involucran, los toros son criados de forma agresiva, donde la raza española es particularmente famosa por su provocador y agitado comportamiento. Además, los toros son animales gregarios y sociables, cualidad que se ve afectada por el aislamiento en que se mantiene a los individuos que participan en las corridas.

Fuente: Discovery News