27
Mar, Jun

¿Por qué algunos perros persiguen y le ladran a las sombras?

Opciones de Texto

Para poder explicar para qué los perros persiguen y ladran a las sombras, hay que ser capaz de determinar si la conducta constituye o no un problema, ya que el contexto en el que lo hagan será fundamental.

Si el perro lo realiza de manera parcial y es capaz de dejar de hacerlo sin mucho esfuerzo cuando otra actividad llama su atención, entonces no debemos preocuparnos. Probablemente lo haga por diversión ya que al ladrar, la sombra se mueve debido a una interacción indirecta y el perro asume que hay una respuesta a su ladrido, lo que reforzará la conducta.

Distinto es si el perro realiza la conducta de manera repetida y presenta dificultad para controlar o regular la conducta, llegando a ser desagradable tanto para el propietario como para el perro. Se sobrexcitará, se pondrá ansioso, pudiendo incluso llegar a frustrarse por la imposibilidad de acceder al estímulo que motiva su atención, la sombra.

Y en tercer lugar, habrá que contemplar la posibilidad de que exista alguna alteración neurológica del tipo obsesivo compulsivo, donde el perro persigue y le ladra a sombras que en realidad no existen.

Lo más común es que se deba a un juego que muchas veces ha sido reforzado inconscientemente al llamarle la atención, ya sea positiva o negativamente, mientras lo realiza. Lo importante es que los perros tengan la posibilidad de enfrentarse permanentemente a estímulos que inciten la exploración ya que es una necesidad biológica para la especie.