¿Sabías que los pájaros carpinteros tienen un cráneo como esponja que protege su cerebro?

Opciones de Texto

Los pájaros carpinteros (Picidae) pueden martillar hasta 17 veces por segundo la corteza de un árbol, a una alta velocidad y con una desaceleración de mil veces la fuerza de gravedad. Sin embargo, su cabeza no se lesiona con estas percusiones gracias a la anatomía de su cráneo.  

El secreto, descubierto por investigadores chinos difundido por la revista Plos One, está en que la parte superior e inferior de su pico tienen longitudes distintas, y su cráneo está formado por huesos esponjosos, que le brindan protección a su cerebro. Además, a diferencia de los seres humanos, casi no tienen espacio intracraneal, lo que impide las sacudidas de la materia gris.

Fuente: BBC