¿Sabías que las avispas bebés desinfectan a las cucarachas antes de ingerirlas?

Opciones de Texto

 

Las coloridas avispas esmeraldas (ampulex compressa), que habitan en las regiones tropicales de África, Asia y el Pacífico, pican dos veces a las cucarachas para asesinarlas; la primera en el centro del cuerpo para impedir que se escapen, y la segunda directamente en el cerebro, para que queden lentas como zombies. Luego las arrastran de una antena a un lugar protegido, y ponen un huevo en ellas.

Cuando éste se incuba, las larvas se comen a la cucaracha desde adentro hacia afuera, pero antes ocurre algo insólito: estos gusanos segregan una cantidad asombrosa de potentes compuestos antimicrobianos, para evitar que su presa se descomponga, y a su vez, privar el crecimiento de los microbios que degradan los alimentos y que amenazarían su vida.

Fuente: Proceedings of the National Academics of Sciences