¿Sabías que las plantas pueden distinguir entre el color rojo y el azul?

Opciones de Texto

Las plantas detectan la luz gracias a que poseen proteínas fotosensibles, al igual que las células de nuestra retina, a todo el espectro de ondas luminosas visibles. Es más, según un estudio científico de la Universidad de Glasgow, en Escocia, y publicado por la revista New Scientist, éstas pueden detectar un espectro lumínico mayor al que ven los seres humanos.

Esta capacidad permite a las plantas ajustar su desarrollo para optimizar su crecimiento y  prolongar su vida. Las flores tienen que captar mucha información diferente en relación a la luz: la intensidad, la calidad, la dirección y la periodicidad, entre otras, pues es clave para su desarrollo.

Hasta el momento se han podido detectar varias proteínas que se vinculan al monitoreo de la luz. Cinco fitocromos, que son proteínas solubles que se encuentran en las semillas, hojas, tallos, raíces y demás órganos de la planta, son sensibles a la luz en el lado rojo del espectro (entre 600 y 750 nanómetros). Mientras que los criptocromos 1 y 2, que son fotorreceptores de luz azul, se estimulan con la luz que va desde el azul-verde (alrededor de 500 nanómetros) hasta la ultravioleta (alrededor de 320 nanómetros).

Lo anterior permite a la planta saber si es de noche o día y también detectar la longitud del día, entre otras informaciones importantes para su desarrollo y vida.

Fuente: Creces