29
Jue, Jun

El 60% de los problemas de audición pueden evitarse

Opciones de Texto

El 40% de los casos de pérdidas de audición se explica por razones genéticas y son, por lo tanto, inevitables. El otro 60% se debe a causas externas que podrían prevenirse con la información correcta y un tratamiento médico adecuado.

Dentro de las causas adquiridas están las afecciones perinatales; por ejemplo, ser bebé prematuro, bajo peso al nacer, falta de oxígeno (asfixia perinatal) o ictericia neonatal. También las infecciones pueden producir pérdida de audición, especialmente las otitis crónicas, la meningitis, paperas y sarampión. Así como los sonidos intensos, incluidos aquellos producidos por dispositivos personales como teléfonos inteligentes y reproductores de música, utilizados en volumen alto por periodos prolongados. Incluso los ruidos breves de alta intensidad como los de los fuegos artificiales pueden provocar una pérdida de audición permanente.

Fuente http://www.who.int/topics/deafness/childhood-hearing-loss/es/