21
Lun, Ago

¿Sabías que un accidente develó la importancia de la amígdala cerebral?

Opciones de Texto

Phineas Gage Cased Daguerreotype WilgusPhoto2008-12-19 Unretouched Color

Era 1848, y Phineas Gage tenía apenas 25 años. Era capataz de obra en una empresa de ferrocarriles en Vermont, Estados Unidos, cuando sufrió un grave accidente. Estaba rellenando con dinamita un agujero de una roca cuando por un error hizo estallar el explosivo. La barra de hierro que usaba para hacer la tarea, de un metro de largo y seis kilos de peso, le atravesó el cráneo. Entró por debajo de su ojo izquierdo, atravesó el lóbulo frontal de ese mismo lado, y salió por el vértice de su cabeza.

Gage no murió, pero su amígdala cerebral quedó destrozada. Nunca más volvió a ser la misma persona: se relacionaba con su entorno pero no atendía ninguna convención social ni controlaba sus impulsos. Su caso fue el primero en sugerir una relación entre el cerebro y los cambios de personalidad, por tanto la importancia de la amígdala en las emociones.

Imagen: Photograph by Jack and Beverly Wilgus of daguerreotype.