23
Jue, Feb

¿Sabías que la mayor parte de la fauna terrestre y marina de la Antártica es endémica?

Opciones de Texto

La Antártica es un lugar extremo para vivir, sus características únicas y la barrera al desplazamiento que impone la Convergencia Antártica, que es la zona del Océano Glaciar Antártico que rodea al continente blanco, hace que la mayoría de los animales terrestres y marinos sean considerados endémicos, es decir, que no existen en otro lugar del mundo y que sólo pueden sobrevivir en un tipo de ambiente, en este caso, en la Antártica.

Estos animales han desarrollado diferentes adaptaciones corporales para vivir en condiciones extremadamente frías. Por ejemplo, las ballenas, focas, lobos marinos y aves antárticas tienen una gruesa capa de grasa bajo su piel, además de su pelaje o plumaje, que los aísla de las bajas temperaturas y de la humedad ambiental. Otros animales, como los invertebrados terrestres y algunas especies de peces, poseen compuestos químicos especiales en su sangre, llamados “proteínas anticongelantes”, que impiden que ésta se congele.

Entre los invertebrados terrestres están la mosca sin alas, ácaros, nemátodos y tardígrados; entre los de tipo marino se encuentran crustáceos como el krill, moluscos como calamares y pulpos, equinodermos como estrellas de mar y erizos, todos ellos muy diferentes a los que se conocen en zonas más templadas. Los peces son los vertebrados más abundantes de las aguas antárticas, como por ejemplo bacalaos de profundidad, lenguados y linternillas. Entre las aves, la mayoría marinas, es posible encontrar especies voladoras, como albatros, petreles y cormoranes, y nadadoras, como una gran variedad de pingüinos. Entre los mamíferos, todos exclusivamente marinos, hay cetáceos, ballenas, cachalotes y delfines, y pinipedios (pies como aletas), como focas, lobos, elefantes y leopardos marinos.

FUENTE: Instituto Antártico Chileno, INACH, www.inach.cl